Diputados aprueban compra de casi 10 millones de vacunas contra el Covid-19 a la Pfizer

Santo Domingo.- La Cámara de Diputados aprobó este lunes en única lectura el contrato sometido por el Poder Ejecutivo mediante el cual el Gobierno adquirirá de la farmacéutica Pfizer 9,999,990 dosis de vacuna contra la covid-19 por el pago de 119,999,880 dólares.

Luego de varias horas de debates, la resolución se aprobó con el voto favorable de 99 legisladores, mientras 57 la rechazaron.

En realidad, el contrato, aprobado la semana pasada por el Senado, es una adenda de un primer acuerdo firmado por el Gobierno con la Pfizer, también aprobado por el Congreso Nacional, por el cual la farmacéutica suministrará al país 7,999,875 dosis de su vacuna contra la covid.

Ese primer acuerdo establece que las primeras vacunas de la Pfizer empezarían a llegar al país en el segundo trimestre del año.

Hasta ahora el país no ha recibido dosis alguna de la farmacéutica estadounidense.

Los diputados del Partido Revolucionario Moderno (PRM), del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y los del Reformista Social Cristiano (PRSC), principalmente, emitieron su voto favorable.

Sin embargo, los del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) condenaron el acuerdo porque, entre otros argumentos, el contrato estipula, afirmaron, que la empresa no enfrentaría eventuales demandas por parte del país si las vacunas no arriban en el tiempo estipulado.

El diputado Víctor Suárez, del PLD, calificó de supuestas acciones corruptas la ampliación del acuerdo entre el Gobierno y la Pfizer.

En cambio, el portavoz de la bancada del PRM, Julio Fulcar, calificó esas denuncias de «irresponsables» y dijo que si tenía pruebas sobre esto que acudiera a las instancias de lugar y acusara a la vicepresidenta de la República, Raquel Peña, y al ministro de Salud Púbica, Daniel Rivera.

A su vez, el portavoz de los diputados del PLD, Gustavo Sánchez, calificó de «ignominia» el acuerdo de suministro de vacunas y cuestionó que el Gobierno lo firmara con Pfizer, en lugar de con China, país que ha suministrado la mayoría de las vacunas que se aplican en el plan nacional de vacunación.

«La Pfizer se ha burlado de los países en desarrollo, principalmente de los de América Latina y el Caribe, a quienes no ha entregado las vacunas acordadas», dijo Sánchez.

Tampoco el partido Alianza País apoyó al Gobierno en esta compra. El diputado José Horacio Rodríguez condenó que el contrato establezca que el comprador renuncia a “los derechos y recursos que pueda tener por ley en equidad derivados o relacionados con cualquier incumplimiento de Pfizer, ya sea por la incapacidad para desarrollar vacunas o por la incapacidad de no tener autorización o de cualquier incumplimiento del contrato”.

El legislador por la circunscripción uno del Distrito Nacional también expresó el rechazo de Alianza País a que el documento aprobado tenga una cláusula de confidencialidad, injustificado al tratarse de un asunto sanitario de “interés público”.

Rodríguez reconoció el empeño del Gobierno del presidente Luis Abinader por gestionar vacunas adicionales, pero remarcó que todo debe hacerse “en condiciones justas, sin perder nuestros derechos como Estado”.