El VII Encuentro del Grupo de Puebla

Con la participación de más de 150 líderes y una 200 personalidades y políticos activos de unos 19 países, se celebró en la ciudad de México, los días 29 y 30 de noviembre y 1 de diciembre, el VII encuentro del grupo de puebla importante espacio de reflexión e intercambio político, que trabaja por el desarrollo integral de los pueblos latinoamericanos y que de acuerdo a sus fundadores, sus objetivos principales son articular ideas, modelos productivos, programas de desarrollo y políticas de estado de carácter progresista. 

El Grupo de Puebla  compuesto por presidentes, expresidentes, parlamentarios, dirigentes políticos y sociales, académicos de varios países latinoamericanos y de España, ha estado trabajando arduamente por la unidad de las fuerzas progresistas en toda América Latina, como forma de enfrentar al neoliberalismo y a las fuerzas de derecha que lo sustentan y que con sus discursos de odio, propician la violación a los derechos humanos, y la arbitrariedad de los Estados, constituyendo sus acciones un retroceso para los pueblos y una provocación para la desestabilización democrática de las naciones.

Desde su fundación el 12 de Julio del año 2019 en la ciudad de Puebla (México), esta es la séptima cumbre que celebra este foro  y la tercera presencial, las dos anteriores fueron celebradas en México y Buenos aires (Argentina), en este encuentro los participantes presentaran un modelo solidario de desarrollo  para el continente americano, además en sus sesiones de trabajo fue debatida la coyuntura regional actual en América Latina.

Entre estos temas de la actualidad de América Latina están los procesos electorales en Chile y Honduras, así como la situación en Venezuela, Cuba, Bolivia, Perú, Paraguay, Ecuador, Colombia, Nicaragua, el Salvador y otros países de la región, también se debatirá la eliminación de tasas del Fondo Monetario Internacional (FMI) reclamada por la Argentina y México en el G20 Y la necesidad de reformar el sistema de relaciones internacionales y sus organismos.

En el evento los miembros del Grupo de Puebla confirmaron el compromiso con propuestas enmarcadas dentro de los valores progresistas, ante la grave crisis no solo sanitaria que padece América Latina, sino la fuerte crisis económica que golpea a los sectores más vulnerables de la población y las permanentes amenazas en contra del sistema democrático en la región.

Además, acordaron insistir en la necesidad de poner en marcha la Agenda Progresista presentada en el V encuentro del Grupo del 17 de mayo de 2020, como forma de enfrentar la actual crisis económica que ha dejado al descubierto las vulnerabilidades de distintos tipos que afectan a nuestra región.

En el VII encuentro se acordó un Modelo Solidario de Desarrollo articulado alrededor de seis ejes: la superación de la desigualdad social, la búsqueda del valor, una nueva política económica, la transición ecológica, la integración como construcción de región y una nueva institucionalidad democrática, modelo basado en un enfoque de género y que se propone sea la hoja de ruta del progresismo latinoamericano y caribeño con miras al abandono definitivo del anacrónico modelo neoliberal.

Los alarmantes niveles de concentración de la riqueza que  convierten  a nuestra América Latina en la zona más desigual del planeta , hace necesario una coordinación de los líderes políticos y sociales  progresistas de la región comprometidos con la integración, el desarrollo y la solidaridad internacional, de modo que los gobiernos progresistas de América Latina y el Caribe estén cada vez más comprometidos con un modelo económico de crecimiento con inclusión que garantice el bienestar de la gente y  la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

Las ideas progresistas tienen un gran horizonte común , que debe ser fortalecido promoviendo su convergencia a través del debate , el consenso y el disenso, la diversidad de pensamientos , criterios y propuestas son importantes y fundamentales a la hora de unificar el pensamiento progresista en una sola dirección, que tal como lo dice el manifiesto del Grupo de Puebla del 10 de febrero del 2021, ‘’ sea un punto de partida de un proceso de construcción colectiva con miras a un proyecto político alternativo para América Latina y el Caribe y que, deberá servir de referencia para la formulación de propuestas progresistas en el ámbito interno de nuestras naciones, así como a escala regional’’.

En este VII encuentro del Grupo de Puebla participaron, el canciller de México, Marcelo Ebrard, la ministra de Mujeres de la Argentina, Elizabeth Gómez Alcorta, cinco exjefes de Estado: la brasileña Dilma Rousseff, el español José Luis Rodríguez Zapatero, el colombiano Ernesto Samper, el paraguayo Fernando Lugo y el ecuatoriano Rafael Correa, así como los excandidatos presidenciales Marco Enríquez-Ominami de Chile, Verónica Mendoza de Perú y Andrés Arauz de Ecuador y Aloizio Mercadante fundador del PT brasileño

También participaron del evento en forma telemática el presidente de Argentina, Alberto Fernández, su homólogo boliviano, Luis Arce, y la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la mexicana Alicia Bárcena, mientras que el exmandatario de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva envió un video, donde recordó que ‘’si se actúa con unidad se pueden vencer todos los retos y discutir, incluso, una nueva gobernanza mundial, sobre la base del respeto a la soberanía  y la autodeterminación de los pueblos’’.

Esperamos que este VII encuentro del Grupo de Puebla, del cual participan presidentes, expresidentes, parlamentarios y otros líderes políticos contribuya con el desarrollo de políticas progresistas e integracionistas y el fortalecimiento de una verdadera democracia en la región, de modo que cambie el rumbo de nuestra América sufrida y explotada, hacia una real justicia social, que cierre el camino neoliberal y beneficie a las grandes masas vulnerables de la región.

Por Luis Fernández

*El autor es político y comunicador