Banreservas inaugura una oficina en Yaguate

El Banco de Reservas inauguró una oficina en el municipio de Yaguate, San Cristóbal, para extender sus servicios financieros en la provincia, donde cuenta con depósitos superiores a los RD$4,662 millones y una cartera de préstamos ascendente a RD$1,906 millones.

El administrador general, Enrique Ramírez Paniagua, indicó que los depósitos de Banreservas en la provincia representan el 38% del sistema de banca múltiple en su conjunto en la zona, y los préstamos el 24%.

Expresó que con la apertura de esta oficina, el Grupo Reservas aumentará de forma considerable su nivel de negocios en esta área geográfica tan importante, además de que contribuirá a la educación financiera de su población.

“Muchos de los habitantes de esta comunidad son víctimas de tasas abusivas porque no conocen el acceso de cómo entrar a un banco ni abrir una cuenta o solicitar una tarjeta de crédito. No solo hemos venido aquí a colocar los productos, sino a instruir a la gente sobre cómo acceder a la banca”, dijo.

Informó que con la sucursal de Yaguate suman ocho los centros de atención al cliente distribuidos en distintos puntos de la provincia sureña, que en los últimos años ha registrado un significativo crecimiento demográfico y económico.

Ramírez Paniagua precisó que esta oficina, ubicada en la intersección de las calles Mella y Libertad, satisfará las necesidades de servicios financieros de los profesores, comunitarios, empresarios, comerciantes, agricultores y otros sectores del municipio.

Enfatizó que con este establecimiento, Banreservas contribuirá a que los maestros puedan cobrar sus sueldos, sin tener que trasladarse a otros pueblos en horas laborables y dejar de impartir docencia.

“Banreservas ofrecerá atenciones también a enfermeras, médicos, empleados del ingenio Caei y a los prospectos del béisbol de las grandes ligas, que surgen cada vez más en la zona, sectores que precisan de una asesoría confiable y eficaz del banco”, agregó.

Exhortó a los empleados de la nueva sucursal a esmerarse en todo momento para mantener, cada vez más, altos estándares de calidad en el servicio.