El boxeador Manny Pacquiao anuncia su candidatura a la Presidencia de Filipinas

El boxeador Manny Pacquiao ha anunciado formalmente este domingo que será candidato a las elecciones presidenciales de Filipinas de 2002 por el Partido Democrático Filipino-Poder Popular (PDP-Laba), de izquierda, con la promesa de gobernar con «integridad, compasión y transparencia».

«Soy un luchador y siempre seré un luchador dentro y fuera del ring», ha afirmado Pacquiao durante el congreso nacional de su partido, celebrado en la ciudad de Quezon en la que se ha formalizado su nominación tras recibir el apoyo de una veintena de dirigentes regionales.

«A lo largo de mi vida jamás he retrocedido en un combate, por los principios, por el honor del pueblo. Me he levantado, me he puesto en pie y he luchado», ha añadido, según recoge la cadena de televisión filipina ABS-CBN.

Pacquiao ha destacado su experiencia y su cercanía a los filipinos más pobres como parte de las cualidades que le harían un buen presidente.

«Aquellos que preguntan por nuestras aptitudes, ¿alguna vez has tenido hambre? ¿Sin comida? ¿Pidiendo prestado a un vecino o esperando las sobras de la cafetería?» ha argumentado. «¿Conocen la sensación de un filipino que pelea en el boxeo? ¿Vencer a un oponente que es más grande y más fuerte para comprar comida?», ha planteado. «¿Saben de las dificultades por las que habéis pasado y saben de lo cansados que estáis?», ha añadido.

El boxeador, muy popular por sus doce títulos en ocho categorías distintas de boxeo, ha prometido combatir la pobreza y la corrupción y ha advertido que la población «ha esperado demasiado para ver avances». «Es hora de que ganen los oprimidos. Es hora de que nuestra gente, que ha caído en la pobreza, se recupere» ha afirmado.

El PDP se encuentra dividido entre los leales a Pacquiao y los leales al actual presidente filipino, Rodrigo Duterte, tras el duro enfrentamiento entre ambas facciones. De hecho, en los actos de Pacquiao se ha recuperado el emblema tradicional del partido con un pentágono y una mano tendida frente al conocido como «puño de Duterte».

Pacquiao es el presidente de la facción PDP-Laban liderada por él y el senador Aquilino “Koko” Pimentel III.

La otra facción del partido nominó a principios de este mes al presidente Rodrigo Duterte como su candidato a vicepresidente, y al senador Bong Go, excolaborador de Duterte, como su candidato presidencial.

Duterte, a quien la Constitución prohíbe buscar un segundo mandato de seis años, aceptó la nominación, pero Go se negó a presentarse a la presidencia.

Pacquiao comenzó su carrera política en 2010 como diputado por la provincia de Saranggani. Tras dos mandatos, se presentó y ganó un escaño en el Senado, en 2016.

Con información de EP y AP