Buque insignia ruso se hunde después de que Ucrania reclama un ataque con misiles

El crucero misilístico ruso Moskva, buque insignia de la flota del Mar Negro, se hundió mientras era remolcado al puerto en medio de un mar tormentoso, dijo el jueves el Ministerio de Defensa en Moscú. Según el ejército ruso, el casco del buque de guerra había sido dañado por una explosión de municiones, causada por un incendio a bordo, el miércoles.

 “Mientras era remolcado al puerto de destino, debido al daño en el casco causado por la detonación de municiones provocada por el fuego, el crucero Moskva perdió la estabilidad. En las condiciones tormentosas del mar, el barco se hundió”, dijo el jueves por la noche el Ministerio de Defensa ruso.

Según los informes, el Moskva se encontraba a unos 90 kilómetros al sur de Odessa el miércoles cuando se produjo un incendio a bordo. Esto provocó que los depósitos de municiones no especificados explotaran y dañaran el casco, según el ejército ruso. La tripulación del crucero fue evacuada por barcos cercanos de la Flota del Mar Negro y se enviaron remolcadores para remolcar el Moskva a Crimea para su reparación.

El jueves por la mañana, Moscú decía que las explosiones a bordo habían cesado y que el fuego había sido extinguido, y que el crucero se dirigía a puerto para ser reparado. No se volvió a mencionar durante la sesión informativa regular sobre operaciones militares en Ucrania más tarde ese día.

Los funcionarios ucranianos afirmaron que sus fuerzas habían atacado el barco con misiles antibuque. El Pentágono dijo que no podía confirmar la afirmación. Un dron estadounidense voló en círculos sobre el crucero el jueves, monitoreando su avance hacia Sebastopol.

El gobernador de Odesa, Maksym Marchenko afirmó que el daño fue el resultado de un ataque con misiles ucranianos el miércoles.

«¡Se ha confirmado que el crucero de misiles Moskva hoy esta exactamente donde fue enviado por nuestros guardias fronterizos en la Isla de las Serpientes!. Los misiles Neptune que protegen el Mar Negro han causado daños significativos a este barco ruso”. dijo Marchenko, en una publicación en Telegram.

El Neptune es un arma antibuque de fabricación ucraniana que entró en funcionamiento el año pasado y su diseño se basa en el misil de crucero soviético Kh-35. Los lanzadores están montados en camiones y pueden alcanzar objetivos a aproximadamente 175 millas de distancia, según el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.