¿Cómo puedo financiar mi emprendimiento?

Para que un emprendimiento despegue, no basta con el entusiasmo de sus creadores, sobre todo, se requiere de recursos económicos para hacerlo realidad.

Actualmente, existen varias alternativas para conseguir financiamiento, mencionaremos algunas, detallando en cada caso sus pros y contras:

Capital propio: Un emprendedor comenzaría sus operaciones con sus propios ahorros o con aportes de su entorno familiar y personal.

Ventaja:
– Se dispondrá de dinero propio-sin intereses-que se pagaría en diferentes plazos a lo largo del tiempo.

Desventajas:
– La concientización sobre Educación Financiera es relativamente reciente en la República Dominicana…aún no tenemos muy arraigado el hábito del ahorro, los expertos recomiendan que conservemos por lo menos el 5% de nuestros ingresos fijos.

– El monto acumulado podría ser insuficiente, por lo que se requeriría evaluar otro método para completar el total requerido para iniciar.

Préstamos: Es dinero facilitado por instituciones bancarias, bajo ciertas condiciones.

Ventajas:
– Se dispondrán de recursos económicos en poco tiempo, siempre que se cumplan con los requerimientos correspondientes.

– Se dispondrá de asesoría y orientación para el manejo adecuado de este dinero, en caso que fuera necesario.

Desventaja:
–   El monto prestado debe ser pagado al banco durante un período determinado, sumado a una tasa de interés.   Antes de solicitarlo, recomendamos verificar cuáles serán las fuentes de ingresos para cumplir con este compromiso, ya que existen penalizaciones que más adelante afectarían al historial crediticio.      

● Concursos: El emprendedor puede inscribirse en eventos de esta naturaleza, donde competirá con otros proyectos, donde quienes ganen recibirán premios de naturaleza económica.

Ventajas:
– Generalmente, participar no implica de gastos, aunque es posible que sí, sobre todo cuando todavía no se ha finalizado el prototipo con el que se competirá.

– Ganar significa un endoso que impulsará al reconocimiento del proyecto, algo que también motivará a inversionistas y financiadores.

Desventajas:
– No es recomendable planificar con dinero que es improbable que se vaya a conseguir…a los concursos se va a ganar, perder o en el mejor de los casos a empatar.

– Es probable que se tarde la entrega del premio debido a procesos administrativos, lo que puede afectar las fechas de inicio.

– Si se carece de disciplina financiera, es probable que el dinero se gaste en otros asuntos no relacionados con el plan original.

● Micromecenazgo: Conocido en inglés como “Crowdfunding” es un modelo de recaudación basado en aportes colectivos – a través de una plataforma digital-donde se establece una cantidad meta que debe alcanzarse durante un periodo determinado.

Ventajas:
– Fomenta la transparencia e involucra a más personas en el proyecto emprendedor.

Desventajas:
– Todavía no se ha normalizado en nuestro país, por lo que se tendría que utilizar plataformas de otros países tales como Kickstarter o Gofundme.

– El tiempo para recaudar el total es indeterminado, lo que afectaría la agenda programada para comenzar el negocio.

– Los donantes desconocen la trayectoria del emprendedor, si no se transmite una sensación de compromiso o existe poca claridad sobre “qué beneficio” obtendrán al transferir su dinero, de seguro que no lo harán.

¿Cuál escogerías? Este es un buen momento para que selecciones y conversemos sobre su conveniencia a través de nuestro correo conectoraong@gmail.com

Por Iván de Paula (conectoraong@gmail.com / www.conectora.org)
*El autor es Ingeniero de Sistemas, con maestría en Gerencia y Productividad. Certificado en Emprendimiento para Pymes