Periodistas ven falta de voluntad y no de secciones en concurso docente UASD

Santo Domingo.- Periodistas y comunicadores que ganaron el concurso docente organizado por la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Autónoma Santo Domingo (UASD) en el año 2018 explicaron que más que falta de secciones, en estos dos años han imperado estrategias para no reconocer el concurso y que este perima, alegando que se hizo en una gestión anterior, lo que viola uno de los principios básicos de la administración pública: la continuidad de Estado.

Explicaron que la estrategia incluye evitar asignar secciones a los docentes que participaron en el concurso y provocar que caduque el plazo de vigencia de la lista de elegibles, para lo que se incurre en  sobrecarga académica de algunos docentes afines con ese despropósito, lo que perjudica la calidad educativa que recibe el estudiantado y la sociedad en general.

Pusieron como ejemplo que en los casos de los ayudantes de profesores, aunque la  resolución 010/018 del Consejo Directivo de la Facultad de Humanidades, dice expresamente que hay tres plazas disponibles para la Sede en Santo Domingo y otra en Santiago, dos años después aún no han sido ocupadas con los ganadores del concurso, siendo esta una disposición administrativa para la cual no se necesitan secciones nuevas, sino voluntad de acoger y respetar el concurso.

Los profesionales de la comunicación y del periodismo, quienes tienen grados de doctorado y maestría, así como reconocida y respetada trayectoria en el ámbito académico y profesional, indicaron que, sin embargo, por el contrario, ocurren malas prácticas como el envío de ayudantes que no están vinculados como docentes de la Escuela para esos fines, docentes que no asisten a sus secciones y al final del semestre le publican ausente a sus estudiantes, como pasó con la asignatura de  Fotoperiodismo I en San Francisco de Macorís, y profesores que teniendo licencias de salud que le impedían ir a clases, tuvieron que asumirlas por falta de este personal.

Otra acción que demuestra la intención de no dar acceso a los nuevos docentes es el caso de la Maestría en Relaciones Públicas en donde se tuvo oportunidad de incorporar a parte de estos profesionales con vasta experiencia en esa rama de la comunicación y que cuentan con niveles de maestría y doctorado, pero tampoco se hizo y se optó por contratar personal al margen de este proceso y de su orden.

Aclararon que de ningún modo su pretensión es que se les quiten asignaturas a los maestros de la Escuela de Comunicación Social y que mucho menos están pidiendo ser contratados de manera obligatoria ni todos al mismo tiempo, pero recordaron que fue la UASD quien les convocó a un concurso y aseguraron que, si se consideran los profesores que se han acogido a disminución de carga académica, los que se han jubilado y, más importante aún, la disposición de la Vicerrectoría Docente, ante la pandemia de coronavirus, de abrir más secciones de clases debido a la modalidad virtual, la necesidad de nuevos profesores es evidente.

En ese sentido hicieron un llamado a la rectora Emma Polanco y al vicerrector Alejandro Ozuna a que intercedan por ellos y en aras de la institucionalidad garanticen que se le dé curso y respete el registro de elegibles que validó la Comisión de Asuntos Docentes en fecha 30 de abril de 2019, mediante el oficio 312-19.

Además,  manifestaron a las autoridades uasdianas su deseo de verse exentos de cualquier conflicto o interés político que pudiera estar primando en actitudes contrarias a acoger y respetar los resultados de este concurso y recordaron que en su caso participaron como profesionales de la comunicación y desde esa condición es que quieren aportar a la modernización de la academia y de la Escuela de Comunicación Social. 

Finalmente, los periodistas dijeron estar dispuestos a dialogar en un foro abierto con la rectora, el vicerrector, la Dirección de la Escuela y el Jurado del Concurso, siempre sobre la base de la transparencia y la institucionalidad.

Se recuerda que el concurso fue organizado durante la gestión de Rodolfo Coiscou, reconocido académico,  y como jurado tuvo maestros de la comunicación de gran solvencia moral y profesional como son Gladys Váldez, Luis Pérez, Julián Sosa, Luesmil Castor, Juan Tomás Olivero Féliz y Marcos Zabala, entre otros.