Presidente del PAN encabeza jornada de siembra de 4,000 pinos criollos en “Loma de Guaiguí”

El Partido de la Alianza Nacional (PAN), la Fundación Mundo Verde y Óptica Almanzar, encabezaron una gran jornada de siembra de 4,000 pinos criollos en la «Loma de Guaiguí”, donde se origina el rio Camú que recorre 101 km del Cibao central con un gran cauce.

Las entidades tienen como tradición desarrollar estas jornadas de siembra cada 15 días por más de 32 años, en lugares que han sido afectados por la mano del hombre como son los incendios forestales, quema de follaje para conuquismo y tala indiscriminada de árboles, entre otras.

El ambientalista Ignacio Joga, presidente del PAN, se hizo acompañar por instituciones ecológicas como la Sociedad Ecológica del Cibao (SOECI), dirigida por Luis Polanco; el director regional de Medio Ambiente, Bolívar Mota; la seccional de Agricultura, dirigida por Juan Marte Peña y 120 empleados de las diferentes sucursales de Óptica Almanzar en el Cibao.

El también presidente de la Fundación Mundo Verde, agradeció el apoyo del presidente de la República, Luis Abinader, por medio del ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera y del ministro de Agricultura, Limbert Cruz, además del director regional de Medio Ambiente Bolívar Mota, y el director regional de Agricultura Juan Marte Pena,

Joga reiteró que continuará con dichas jornadas con el objetivo de continuar enfrentando el calentamiento global, el cambio climático y sus consecuencias.

“Porque nuestra misión es preservar la salud y la vida de nuestras familias, educando, reforestando, cuidando y protegiendo el medio ambiente y los recursos naturales”, manifestó.

Dijo que la importancia de estas actividades de reforestación, radica en aumentar la capa boscosa de la isla, garantizando así, aire puro y suficiencia de alimentos, además de combatir el calentamiento global, que tanto está afectando el planeta, derritiendo la reserva de agua dulce existente principalmente en los polos.

Indicó, que con esto se evitará las grandes inundaciones en los países más bajos al nivel del mar, que provocan grandes oleadas de seres humanos y animales que buscarán refugio en las partes más altas de las diferentes islas y continentes.