Rusia, China, Reino Unido, EEUU y Francia admiten nadie puede ganar una guerra nuclear

China, Rusia, Reino Unido, Estados Unidos y Francia acordaron que se debe evitar una mayor expansión de las armas nucleares y una guerra nuclear, según un comunicado conjunto de las cinco potencias nucleares publicado por el Kremlin el lunes.

Dijo que los cinco países, que son los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, consideran que es su responsabilidad principal evitar la guerra entre los estados nucleares y reducir los riesgos estratégicos, mientras apuntan a trabajar con todos los países para crear una atmósfera de seguridad.

«Afirmamos que una guerra nuclear no se puede ganar y nunca se debe pelear», decía la versión en inglés de la declaración.

«Dado que el uso nuclear tendría consecuencias de gran alcance, también afirmamos que las armas nucleares, mientras sigan existiendo, deben tener fines defensivos, disuadir la agresión y prevenir la guerra».

El viceministro de Relaciones Exteriores de China, Ma Zhaoxu, dijo que la declaración conjunta podría ayudar a aumentar la confianza mutua y «reemplazar la competencia entre las principales potencias con coordinación y cooperación», y agregó que China tiene una política de «no primer uso» sobre armas nucleares, informó la agencia estatal de noticias Xinhua.

Francia también emitió la declaración, subrayando que las cinco potencias reiteraron su determinación por el control de armas nucleares y el desarme. Continuarán los enfoques bilaterales y multilaterales para el control de armas nucleares, dijo.

La declaración del llamado grupo P5 se produce cuando las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Moscú han caído a su punto más bajo desde el final de la Guerra Fría, mientras que las relaciones entre Washington y China también están en un nivel bajo debido a una serie de desacuerdos.

En noviembre, el Pentágono aumentó drásticamente su estimación del arsenal de armas nucleares proyectado de China durante los próximos años. años, diciendo que Beijing podría tener 700 ojivas para 2027 y posiblemente 1000 para 2030.

Washington ha instado repetidamente a China a unirse a él y a Rusia en un nuevo tratado de control de armas.

Las tensiones geopolíticas entre Moscú y los países occidentales han aumentado debido a las preocupaciones sobre la acumulación militar de Rusia cerca de la vecina Ucrania. Moscú dice que puede mover su ejército por su propio territorio cuando lo considere necesario.

El jueves pasado, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, dijo a su homólogo ruso, Vladimir Putin, que una posible medida sobre Ucrania generaría sanciones y una mayor presencia estadounidense en Europa.

Funcionarios estadounidenses y rusos mantendrán conversaciones de seguridad el 10 de enero para discutir las preocupaciones sobre sus respectivas actividades militares y enfrentar las crecientes tensiones sobre Ucrania, dijeron los dos países.

Una conferencia sobre un importante tratado nuclear que estaba programada para comenzar el martes en las Naciones Unidas se pospuso hasta agosto debido a la pandemia de COVID-19.

Fuente: Reuters