Gobierno y productores de materiales de construcción buscan alternativas a incrementos

Santo Domingo.- Dentro de los múltiples efectos que ha generado la pandemia del Covid-19 en la economía internacional, se encuentra la presión hacia el alza de las materias primas e insumos, utilizados en la fabricación de los materiales de construcción, lo que ha provocado el incremento de los costos de dichos materiales en la mayoría de los países. Esta situación mundial no escapa a la República Dominicana.

Ante este contexto y con la finalidad de encontrar alternativas para mitigar los efectos de dichos incrementos en los segmentos de la población más vulnerables, el Ministerio de Industria y Comercio y Mipymes, ha estado liderando reuniones de trabajo junto a las principales empresas fabricantes de materiales de construcción en el país, en la búsqueda de alternativas de cooperación, tanto para el buen desenvolvimiento económico del país, como para el apoyo a los planes de desarrollo del sector vivienda, declarados como prioridad por parte del Presidente Luis Abinader. Garantizando a la vez la sostenibilidad y la competitividad de la industria de la construcción, dentro de la cual el sector productor es parte integral.

Dentro de las alternativas planteadas se encuentra el otorgamiento de condiciones comerciales preferenciales a proyectos de viviendas de bajo costo, actualmente en desarrollo a nivel nacional, los cuales serán identificados por las autoridades, a través de una debida clasificación y certificación como beneficiarios de este acuerdo.

Las empresas productoras de materiales de construcción de forma individual y en base a sus propias características, procesos de comercialización y productos fabricados, definirán las condiciones y procedimientos de cooperación, garantizando que las medidas tengan un impacto positivo directo en los ciudadanos adquirientes de este tipo de viviendas, sin causar distorsiones en el mercado.

A pesar de los grandes desafíos del entorno, los fabricantes de materiales para la construcción en el país han estado acompañando y respondiendo a la demanda generada por el proceso de reactivación de la construcción de obras civiles y viviendas en sentido general, invirtiendo fuertemente en iniciativas que apoyan la productividad y la eficiencia, a fin de reducir el impacto del incremento de sus costos de producción y realizando grandes esfuerzos para salvaguardar el empleo, la productividad, las contribuciones fiscales y las exportaciones.

Se espera que esta contingencia económica sea transitoria, tomando en cuenta los grandes esfuerzos que está llevando a cabo el Gobierno en garantizar una economía saludable y sostenible, así como el compromiso del sector productor nacional en mantener niveles de precios estables y sostenibles, ya que es la manera óptima para garantizar el flujo saludable de las inversiones en el sector de la construcción y en el país en general.