Doctor Héctor Cabral dice no llegó a intervenir madre de presentadora de TV

El cirujano plástico Héctor Cabral Guerrero, aclaró este viernes que la madre de la expresentadora del programa Pégate y Gana con El Pachá, Yatnna Rivera, no llegó a ser intervenida debido a la complicación presentada en la fase pre operatoria.

“Ofrezco mis más sinceras condolencias a la familia de mi paciente Altagracia Díaz González informamos que cumplimos con todos los protocolos médicos que aplican en situaciones

de esta naturaleza. Lamentablemente la paciente no llegó a ser intervenida debido a la complicación presentada en la fase pre operatoria. Reitero, me uno al dolor de la familia”, escribió el galeno en su cuenta de Instgram.

En el día de ayer, la hija de la fallecida acusó a Cabral Guerrero, propietario del Centro Internacional de Cirugía Plástica Avanzada (CIPLA), de mala práctica médica.

Yatnna Rivera, dijo a través de un video colgado en su cuenta de Instagram que Cabral Guerrero se “desapareció sin dar la cara”, tras lo sucedido

En medio del llanto señalaba que los empleados del centro, cuando llegó al lugar y preguntó por el doctor nadie sabía cuál era su oficina.

“La entran a las 9 de la mañana a operar y a la una de la tarde le dicen que desde que iniciaron le dio un paró, diciendo que la tenían estable”, dice la joven en el video.

Explica que en la clínica le informaron que la muerte se produjo por una falla que su madre tenía pero que antes de operarla sus análisis salieron en perfecto estado.

Altagracia Díaz González, de 51 años de edad, tenía planificado reducirse los senos y extraerle seromas (acumulación de líquidos).

Otros casos
No es el primer escándalo de mala práctica médica en que se ve envuelto el cirujano. El año pasado Katherine Jacqueline Pérez Minaya viajó al país sin avisar a sus familiares, para ser operada en el referido centro médico.

Una vez en esa clínica a la joven de 24 años le realizarían cuatro procedimientos estéticos, pero de acuerdo al informe médico, sufrió un paro cardíaco durante el procedimiento del que estaba a cargo del doctor Héctor Cabral.

También, en julio del año pasado, falleció Mariela Martínez, de 31 años, luego de realizarse una lipoescultura, el procedimiento estuvo a cargo del cirujano plástico Héctor Cabral.

Familiares de Martínez explicaron que el galeno hizo la intervención quirúrgica en la clínica del doctor Edgar Contreras, en Arroyo Hondo, porque tenía prohibido utilizar sus propios quirófanos, pero todos los estudios previos fueron realizados en el CIPLA.

Posteriormente, la paciente presentó complicaciones, por lo que fue llevada a la emergencia de Cipla, donde le dieron las primeras atenciones y la refirieron al Centro de Otorrinolaringología en la 27 de Febrero, donde falleció.

Clínica había sido cerrada por Salud Pública
En el año 2017 el Ministerio de Salud Pública dispuso el cierre temporal del centro de cirugía que dirige, ubicado en la calle Pedro Henríquez Ureña próximo a la Alma Mater.

El Ministerio explicó que dispuso el cierre luego que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos le informara formalmente la detección de nueve casos de infección por microbacterias no tuberculosas, de crecimiento rápido.