Un periodista y activista política entre los asesinados en jornada de violencia en Haití

El periodista Diego Charles y la activista política Marie Antoinette Duclaire fueron asesinados en el barrio de Christ-Roi de Puerto Príncipe durante la noche de este martes, durante una jornada que habría dejado al menos 15 muertos en la capital haitiana.

De acuerdo al diario haitiano Le Nouvelliste, Charles, de 33 años, y Duclaire, también de 33, fueron baleados fríamente por individuos armados.

Los videos que circularon en las redes sociales muestran al periodista de la radio Vision 2000 y los medios en línea La Repiblik, boca abajo, bañado en su sangre.

Mientras que Duclaire, una presentadora de programas de radio, activista política, portavoz de la estructura Matris Liberasyon, estaba ensangrentada frente al volante de su vehículo.

“Recibí la noticia durante la noche. Estoy en shock. Es una gran pérdida para la prensa haitiana”, dijo Enock Arisma, responsable de la redacción de Vision 2000, durante una entrevista.

Marie Lucie Bonhomme, directora de noticias de Radio Vision 2000, también conmocionada, denunció a las personas que han convertido a Haití en un no Estado.

“Cualquiera puede ser asesinado. Diego está ampliando la larga lista de víctimas de la inseguridad”, dijo Marie Lucie Bonhomme, quien se pregunta cuándo terminará este “grifo de sangre”.

«Me sorprende que un escuadrón de la muerte se llevara a Diego Charles frente a su casa», respondió Jacques Desrosiers, secretario general de la Asociación de Periodistas Haitianos (AJH).

“Estamos indignados de que una mujer de 33 años que lucha por un cambio en su país sea asesinada así. Fue objeto de amenazas”, dijo Fernando Duclaire, primo de Antoinette Duclaire.

“Te enfrentas a la muerte a diario. Cuando salga de su casa, no hay certeza de que regrese. Podemos asesinarte, secuestrarte», había confiado hace unos meses Antoinette Duclaire, al programa Sa Kap Kwit de la TV 20.

«Vivir en esta situación y tener miedo, es incoherencia», había indicado Antoinette Duclaire que había elegidos para luchar por la vida, contra la violencia, la violencia contra las mujeres y por la rendición de cuentas.

La prensa habla de que varios cadáveres yacen en la calle en Delmas 32, sin que las autoridades hayan dado hasta ahora un balance oficial de muertos en esos dos puntos de la ciudad.

El Gobierno por su parte emitió un comunicado de prensa en el que “condena con vehemencia estas acciones abominables y la violencia indiscriminada que siembran el malestar y el luto en todos los sectores de la población haitiana”, en referencia a los asesinatos en serie ocurridos en la noche del martes 29 de junio.

El texto también informa de que el jefe del Gobierno, Claude Joseph, dio instrucciones al ministro de Justicia y al director general de la policía para que tomaran todas las medidas necesarias para identificar a los autores, procesarlos y castigarlos.

“Estos crímenes atroces y acciones reprobables no pueden quedar impunes de ninguna manera en una sociedad democrática”, agrega el documento.

Desde principios de junio de 2021, el aumento de las peleas y la violencia entre bandas armadas en el área metropolitana de Puerto Príncipe ha provocado el desplazamiento de 17.105 civiles, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) actualizados con fecha 24 de junio

La población movilizada se ha distribuido entre diez comunidades de acogida, ya sean lugares espontáneos o sitios organizados, en los la OIM ha verificado los datos y registrado a 2.683 mujeres y 2.247 hombres, incluidos 1.340 niños.

El nivel de violencia incluso ha llevado a Médicos Sin Fronteras (MSF) al cierre temporal de su hospital de urgencias situado en Martissant, en la entrada sur de Puerto Príncipe, tras sufrir, el pasado sábado, un ataque armado a estas instalaciones, situadas en la zona de guerra entre los grupos armados de Grand Ravine y Ti Bois, que se disputan el control de la zona.

Por la redacción DA