Un menor será juzgado como adulto por el asesinato de cinco miembros de su familia en EEUU

Un menor de 15 años de Alabama será juzgado como adulto por el asesinato de cinco miembros de su familia, tras enterarse que la mujer que lo crió no era su madre biológica.

Mason Wayne Sisk, quien tenía 14 años cuando mató a su padre, a su madrastra y a tres medios hermanos pequeños disparándole a cada uno de ellos en la cabeza, enfrenta cargos de homicidio en primer grado.

Según un informe de un oficial de libertad condicional de menores, Sisk «no ha mostrado ningún signo de remordimiento» por la masacre cometida en septiembre de 2019.

El informe señala que durante su detención el joven no ha hablado de su familia y no parece molestarle el hecho de que está acusado de asesinar a su familia.

Indica que aparte de recibir varias advertencias y dos infracciones disciplinarias, principalmente por hablar sin permiso, el adolescente había sido un recluso modelo en el Centro de Detención Juvenil de Tennessee Valley.

Al decidir transferir el caso de Sisk de un tribunal de menores a un tribunal de adultos, un juez dijo que no hay evidencia de que el joven de 15 años pertenezca a una institución de salud mental.

El día de los presuntos crímenes, alrededor de las 11:00 pm del 2 de septiembre de 2019, Mason Sisk llamó al 911 para denunciar un tiroteo.

El adolescente inicialmente les dijo a los agentes que respondieron que había estado en el sótano de la casa de su familia en la cuadra 2500 de Ridge Road en Elkmont cuando escuchó disparos en el piso de arriba.

Según los investigadores, Mason confesó más tarde haber matado a su familia y condujo a los agentes hasta el arma homicida, una pistola de 9 mm, que se encontraba legalmente en la residencia.

Las víctimas del tiroteo fueron identificadas como el padre de Mason, John Sisk, de 38 años; su madrastra, Mary Sisk, de 35 años; sus dos medio hermanos, Colson de seis meses y Grayson de seis años, y su media hermana Aurora, de cinco años.

La prima de Mason, Daisy McCarty, le dijo a la estación de noticias WAFF el año pasado que cree que los asesinatos fueron provocados por una revelación de que Mary Sisk no era la madre biológica de Mason.

“Él no sabía nada diferente de quién era su madre. Y le dijeron recientemente, y creo que eso es realmente lo que desencadenó al niño, para ser honesta contigo», dijo.

Mason también había estado actuando mal en los meses anteriores a los asesinatos quemando animales vivos e irrumpiendo en su escuela, dijo.

Mary Sisk, originaria de Nueva Orleans, era maestra de educación especial para las escuelas de la ciudad de Huntsville, según una biografía en el sitio web de las escuelas Mountain Gap.

«No puedo pensar en una mejor persona para estar con nosotros durante el tiempo que la necesitaron», dijo Evon Miller, cuya nieta estaba en la clase de Mary.

John Sisk tenía varios trabajos, incluso en una tienda de Harley Davidson, y se había graduado de una escuela de cosmetología.