Corea del Norte ejecuta a cinco funcionarios cuestionaron las políticas de Kim Jong-Un

Corea del Norte ejecutó a cinco funcionarios del Ministerio de Economía después de que criticaran las políticas de Kim Jong-Un, según publicó este viernes Daily NK, un portal de noticias con sede en Corea del Sur que informa historias obtenidas desde el interior de Corea del Norte a través de una red de informantes.

Se cree que los dirigentes del partido comunista fueron fusilados el 30 de julio después de denunciar las políticas económicas del régimen que han convertido al país en una de las naciones más pobres del mundo. 

Se dice que los detalles de su conversación fueron informados a sus jefes antes de que fueran convocados a una reunión y arrestados por la policía secreta.

Los cinco hombres, que habían estado asistiendo a una cena, habían discutido abiertamente el estancamiento de la economía en el estado nación militarizado, así como la necesidad de una reforma industrial, ya que continúa produciendo pocos bienes de consumo para sus ciudadanos empobrecidos.

Se informó que los empleados también habían hablado sobre la necesidad de que Corea del Norte busque cooperación extranjera para superar las sanciones comerciales que se avecinan.

El medio dijo que los jefes del Ministerio de Economía, así como el propio Kim Jong-Un, fueron informados sobre los comentarios antes de que las autoridades iniciaran una investigación interna. 

Se cree que los trabajadores desprevenidos fueron convocados a una reunión antes de ser arrestados, obligados a confesar que atentaban contra el régimen y ejecutados.

Daily NK también dijo que sus familias fueron trasladadas a un campo político en Yodeok, Hamgyeongnam-do, que es conocido por albergar a disidentes políticos.

Las presuntas ejecuciones han provocado temores de que las purgas hayan regresado después de haber arrasado inicialmente el país en 2011 tras la muerte del exlíder supremo Kim Jong-il.

Las ejecuciones vienen después de que se informó que Kim Jong-Un mostró la cabeza de su tío, después de ejecutar al poderoso general mediante un pelotón de fusilamiento.