Karl Towns anota 25 en su segundo partido de regreso después de superar el Covid-19

Los Minnesota Timberwolves se siguen hundiendo en la tabla como el peor equipo en la liga a pesar de contar ya de regreso con Karl Towns quien anotó 25 puntos y capturó 8 rebotes.

El triunfo fue para los Charlotte Hornets 120-114 sobre los TWolves que cayeron por cuarta ocasión consecutiva para colocar su record en 6 victorias y 20 derrotas. Su porcentaje de ganados y perdidos es de apenas .231, por debajo de los Detroit Pistons que cuentan con igual número de triunfos pero solo 17 derrotas (.261).

Terry Rozier anotó 41 puntos para guiar a los Hornets incluyendo 16 en el último cuarto que Charlotte ganó 30-29.

El encuentro marcó el enfrentamiento entre los dos novatos con mejor promedio de anotación en la liga con Anthony Edwards que consiguió 21 y promedia 14.2 ppj en la temporada y LaMelo Ball quien encestó 20 tiene promedio de 14.6 en la campaña. Edwards fue el primer pick del pasado Draft, mientras que Ball fue el tercero.

Para Towns, fue su segundo partido de la temporada luego de haberse perdido 13 juegos y haber superado el coronavirus Covid-19. El centro dominicano además repartió dos asistencias, consiguió dos robos de balón y propinó una tapa.

Además de Rozier, en el encuentro se destacaron Cody Zeller con 17 puntos y 8 rebotes, Gordon Hayward con 14 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias, y Miles Bridges aportó 11 desde la banca.

Por los Minnesota Timberwolves, Malik Beasley fue el mejor anotador con 31 unidades y junto a Towns y Edwards fueron los únicos con cifras dobles en anotación.

El próximo partido de los Minnesota Timberwolves será ante Toronto Raptors este domingo, quienes recién anunciaron que jugarán el resto de sus partidos en la temporada en Tampa Florida.

La enfermedad
El jugador de origen dominicano que ha perdido varios familiares afectados por Covid-19, incluida su madre, dijo que por una serie de condiciones y predisposición genética, así como la elevada carga vírica presente en su organismo, hizo que su situación fuese “muy seria”.

Towns recordó con lágrimas en los ojos a su madre y reconoció que en los momentos más difíciles, que pasó sólo aislado en su casa, “me apoyé en mi fe, en Él».

El pívot de los Wolves, también se refirió a las personas que no quieren utilizar mascarillas para evitar la propagación de la enfermedad y recordó que es un gesto mínimo de solidaridad, especialmente cuando los trabajadores sanitarios tienen que llevar hasta cuatro máscaras para poder trabajar.

“La gente se queja de llevar la mascarilla. Estos trabajadores están con gente moribunda y llevando cuatro mascarillas y ¿tú no puedes utilizar una? No seas vago, piensa en los otros», declaró.

Towns, también se refirió a la decisión de la NBA de celebrar como es tradicional el partido All-Stars y se declaró contrario.

“Personalmente no creo que haya que tener un All-Star, pero qué demonios sé yo. ¿Qué sé yo de la covid, verdad?”, señaló con sorna.

Town reconoció que “me siento muy culpable del tratamiento que recibí. Debería estar disponible para todos los estadounidenses y para todo el mundo. Tengo sentimiento de culpabilidad por los recursos que tenía y desearía poder extender esos recursos a tanta gente como sea posible”.

Fuente: Con información de ESPN y EFE