Ex manager de los Mets es acusado de acosar sexualmente a cinco periodistas

El ex manager de los Mets de New York, Mickey Callaway, persiguió agresivamente al menos a cinco mujeres que trabajan en medios deportivos, les envió a tres de ellas, fotografías inapropiadas y le pidió a una de ellas que enviara fotos de desnudos a cambio, según un informe del sitio web The Athletic.

Callaway, de 45 años, quien ahora es el entrenador de pitcheo de los Angelinos, fue citado en el informe de Athletic por conducta inapropiada con tres reporteras durante su mandato con los Mets.

Según The Athletic, el comportamiento de Callaway duró al menos cinco años con tres equipos diferentes. Las mujeres hablaron en el sitio web con la condición de que no fueran identificadas.

El informe describió un patrón en el que Callaway se puso en contacto con las mujeres a través de correo electrónico, mensajes de texto, redes sociales o una combinación de los tres.

En respuesta a las acusaciones, Callaway escribió a The Athletic: “En lugar de apresurarme a responder a estas acusaciones generales de las que me han informado, espero tener la oportunidad de proporcionar respuestas más específicas. Cualquier relación en la que estuve comprometido ha sido consensuada y mi conducta no tuvo la intención de ser irrespetuoso con ninguna de las mujeres involucradas. Estoy casado y mi esposa se ha enterado de estas acusaciones».

El Athletic informó que en agosto de 2018 los Mets investigaron un incidente relacionado con Callaway que ocurrió antes de que fuera contratado. Pero los Mets no proporcionaron más información sobre la situación, incluido si Callaway fue amonestado y la naturaleza del incidente.

Una reportera con sede en Nueva York dijo que Callaway le pidió su número de teléfono y, después de que ella se lo proporcionó con fines profesionales, este comenzó a enviarle selfies sin camisa «dos o tres veces por semana» durante un mes y le pidió que le enviara fotografías.

«Se acercaba a mí y me masajeaba los hombros en el banquillo cuando pensaba que nadie estaba mirando», le dijo a The Athletic. “Durante un mes me enviaba un mensaje de texto pidiéndome fotos de desnudos. Empecé a hablar con gente [que estaba en los medios] y me dijeron que esto no era algo aislado”.

La mujer dijo que los mensajes de texto no se detuvieron, incluso después de que Callaway fuera despedido como manager de los Mets; que le envió un mensaje de texto al aceptar su nuevo puesto en Anaheim, diciéndole que la gente de los Ángeles le había preguntado por ella y le había comentado lo «sexy» que era.

Una segunda reportera le dijo a The Athletic que Callaway la contactó repetidamente por correo electrónico, después de que ella se negara a darle su número de teléfono.

Dijo que en un correo electrónico, Callaway escribió: “Vamos a emborracharnos. Te diré lo que está pasando con el equipo».

“Me estaba presionando para tomar unas copas con él a cambio de noticias. Me estaba presionando para que lo hiciera, o al menos eso sentía. Dije, bueno este tipo es una fuente, el café a plena luz del día parece un poco más seguro», narró la reportera a The Athletic.

Otra periodista dijo que durante una de sus únicas entrevistas personales con Callaway poco después de que los Mets lo contrataran, él puso su pierna en una barandilla, empujando su entrepierna cerca de su cara. Ella le dijo a The Athletic que recordaba estar asustada porque no había nadie cerca para ayudarla y necesitaba la opinión de Callaway para informar la historia.

La reportera también indicó que recibió fotos sin camisa de Callaway.

Otras dos reporteras que conocían a Callaway de Cleveland también le contaron a The Athletic sobre los avances inapropiados del entonces entrenador de lanzadores.