The Crown y Lady Diana

Es harto conocido por todas las personas que me rodean, la gran pasión, casi enfermiza, que poseo cuando de buen cine se trata.

Fue de ese modo como caí en la trampa de empezar a ver a The Crown. Esta serie está basada en hechos históricos, caracteriza la historia de la reina Isabel II y narra los sucesos políticos y personales más trascendentes de su reinado.

Todo lo visto hasta ahora me ha encantado, pero me siento fascinada con la actriz que encarna a Lady Diana, y la forma tan magistral en que ella asume el trastorno llamado bulimia, el cual era padecido por la bella princesa.

“La bulimia nerviosa es un trastorno de la alimentación que se caracteriza por episodios repetidos de ingesta excesiva de alimentos en un periodo corto de tiempo. Esto se une a una preocupación excesiva por el control del peso corporal, lo cual le puede llevar a utilizar métodos para controlar el aumento de peso”.

Fuente: https://www.cun.es › enfermedades › bulimia-nerviosa

Las personas que padecen ese trastorno, luego de ingerir una gran cantidad de comida de manera compulsiva, tienden a provocarse vómitos.

Según su testimonio, comenzó a padecerla una semana antes del compromiso. Se angustió mucho cuando el príncipe le puso una mano en la cintura e hizo un comentario de que estaba un poco gordita en esa zona del cuerpo.

Estas palabras provocaron en ella un gran estado de ansiedad, lo que ocasionó que cuando le midieran el vestido nupcial tenía 73 centímetros de cintura, y el día de la boda medía 60.

Ella finalmente pudo superar este nefasto trastorno con la asistencia de un chef que de manera personal le diseñó una dieta donde estaban ausentes las carnes y los carbohidratos.

Realmente parecería que, en esta bellísima y sencilla mujer, la felicidad siempre brilló por su ausencia.

Por Epifania de la Cruz (epifaniadelacruz@ gmail.com / www.renacerparatodos.net)

*La autora es psicóloga clínica