El llamado de Danilo Medina

Al pronunciar un discurso en el acto de juramentación de 19 mil nuevos miembros del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en el Multiuso de Sabana Perdida, El expresidente de la República y presidente del PLD, Danilo Medina, afirmó que la sociedad está pasando por momentos difíciles, por lo que los últimos hechos de violencia deben llevar a la reflexión, la solidaridad y el entendimiento entre los dominicanos.

‘’Nuestro país y nuestra ciudadanía necesitan paz, serenidad, calma y dejar de vivir con miedo. Necesitan recuperar la confianza y la tranquilidad.  Y para eso se hace urgente la colaboración de todos, absolutamente todos y todas”, dijo Danilo Medina quien solicito a la militancia de esa organización política ayudar a que en sus comunidades reine la concordia, el respeto y el diálogo.

 El Ex mandatario pidió, además, dejar de lado cualquier diferencia, crítica o pelea, señalando que, “enfoquémonos en lo que realmente importa, en todo lo que nos une como pueblo y como seres humanos. Hagamos un alto en el camino y pensemos únicamente en el bien del país, en llevar un mensaje de esperanza y fe en el futuro, allá donde vayamos”.

Este llamado a la reflexión hecho por el expresidente y presidente del PLD tiene un gran valor para el país, sobre todo es hecho en un momento en que la violencia, Los homicidios y suicidios, los robos, el consumo y tráfico de drogas, el maltrato y abuso de menores, la violencia intrafamiliar, entre otros, están desbordando de forma alarmante al país.

En la República Dominicana los niveles de violencia y delincuencia son relativamente altos con relación a los parámetros internacionales, lamentablemente, los sectores oficiales dominicanos, cada vez que se plantea la magnitud del fenómeno, lo subestiman, ignorando la preocupación de la población respecto al crecimiento de la criminalidad y la violencia en el país.

La falta de políticas públicas preventivas y la carencia de planes dirigidos a controlar el aumento acelerado de los índices de violencia criminal en la nación dominicana y el enfrentamiento de la problemática de manera dispersa, tomando más en consideración los aspectos coyunturales que los estructurales e institucionales, han hecho que los resultados sean contraproducentes y negativos.

Es por esto que el mensaje de Danilo Medina es una actitud responsable, de un politico que le duele su pueblo y que entiende que el país está por encima de todo y que es necesario la participación de todos y todas de manera unificada, sin importar colores politicos , de modo que toda la capacidad de los dominicanos este dirigida a superar las adversidades para salir adelante.

Aun cuando se reconoce que la violencia y la delincuencia se tratan de un fenómeno social complejo, multidimensional y multicausal, la delincuencia criminal en la República Dominicana se sigue abordando, al margen de un diagnóstico objetivo y preciso, y de una real estrategia nacional, que señale el deber del Estado, como responsable fundamental de la seguridad de los ciudadanos.

La inseguridad en el país es el fruto de un conjunto de factores como, Las condiciones de vida y de trabajo, el narcotráfico, La pobreza, Las carencias alimentarias, Las insuficiencias de la educación, las deficiencias de los servicios de salud, a lo que debemos agregar los delitos comunes, el crimen organizado y el narcotráfico que hacen que la inseguridad aumente significativamente entre la población.

Los últimos hechos de sangre ocurridos en el país, son hechos de violencia que han consternado a la sociedad, donde se han perdido vidas jóvenes a destiempo, que nunca debieron perderse, es necesario poner un alto a esta situación, con la unidad de todos los sectores sociales, de modo que se enfrente con éxito una situación que nos está afectando a todos.

Los políticos tienen que actuar con responsabilidad ante esta grave situación, es hora de pensar en la nación como lo ha hecho Danilo Medina, quien despojándose del interés político a realizado una exhortación muy pertinente y oportuna, que debe ser acogida por todos los interesados en que la República Dominicana deje de vivir con miedo, recobrando la paz y la tranquilidad.

El país merece que se ponga fin a esta violencia desmedida, por eso Danilo Medina al dirigirse a los compañeros del PLD les dijo lo siguiente, ‘’la gente necesita recuperar la confianza y la tranquilidad. “Por eso, como estrellas que son, hoy quiero pedirle a cada uno de ustedes y a todos los peledeístas que me escuchan, una sola cosa: que sean, en todo momento y lugar, ejemplo de concordia, respeto y amor al prójimo”.

“Nos embarga el dolor ante la violencia desmedida, ante el sin sentido de ver otra vida que se pierde a destiempo. Hemos visto demasiadas vidas arrebatadas en los últimos meses de una manera o de otra”, expresó y agrego “Dejemos de lado cualquier diferencia, cualquier crítica, cualquier pelea. Saquemos la cabeza de la batalla diaria y miremos más allá. Enfoquémonos en lo que realmente importa, en todo lo que nos une como pueblo y como seres humanos”.

El pais debe reflexionar ante la incapacidad del gobierno para enfrentar con éxito la ola de violencia, todos debemos unirnos tal como lo planteó Danilo Medina, “Estos hechos deben llevarnos a reflexión y sobre todo deben inclinarnos a la solidaridad y entendimiento entre todos los dominicanos y dominicanas”, para poner en marcha una gran estrategia nacional contra la violencia.

La unidad de todos es la única garantía para salvar la nación dominicana de tanta criminalidad y violencia, hay que superar este mal momento y hacer esfuerzos para salir adelante, hay que tomar conciencia plena del problema y hacer esfuerzos porque la familia y la sociedad en sentido general, recobren los valores humanos buenos y honestos para nosotros y los que nos rodean, como la empatía, el respeto, la solidaridad o el optimismo.

Ojala todos los políticos asuman responsablemente su papel ante el país y al igual que Danilo Medina llamen a sus seguidores y a la población a crear un clima de paz y de concordia, que propicie el respeto y la convivencia pacífica, de modo que se habrá una oportunidad para que los dominicanos vivamos en paz, sin miedos ni temores, con dignidad y respeto de nuestros derechos fundamentales.

Por Luis Fernández

*El autor es político y comunicador