Afirma entrega del expresidente de Honduras viola tratado de extradición y leyes internacionales

La defensa del expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, calificó de violatorio el fallo de la Corte Suprema de ese país, que ordena la extradición de este a los Estados Unidos.

“El expresidente de Honduras fue arrestado hace un mes y medio en lo que fue una marcha al estilo Romano y como trofeo, entregado hace unos días por una Corte Suprema bajo miedo y presión diplomática sin esta investigar a fondo el derecho internacional, el tratado de extradición y la Constitución de Honduras”, afirmó Daniel Perez, abogado de Hernández.

El también exfiscal de la Florida, dijo que el fallo viola las jurisprudencias existentes del país requirente, los Estados Unidos de América, ya en un caso similar negó la extradición a Portugal de un acusado con cargos similares al del expresidente de Honduras y bajo un tratado de extradición textualmente idéntico al de Honduras.

“Esa jurisprudencia es la del caso Federal de Estados Unidos número 02-21420-CIV-DUBE, decidido en Miami, Florida y la cual es jurisprudencia nacional en los Estados Unidos, donde se negó la extradición por esta no cumplir con el Artículo I del tratado de extradición entre Estados Unidos y el Reino de Portugal”, afirmo Perez.

Señaló, que así como el tratado con Honduras, el de Portugal requiere obligatoriamente la presencia física del acusado, “ósea en los Estados Unidos en el caso del expresidente Juan Orlando Hernandez en el momento que se cometieron los crímenes o el crimen”.

El jurista citó el dictamen de esa corte que dice: “Este Tribunal considera que la falta de presencia física de Fuminaya en Portugal impide su extradición con base en el lenguaje expreso contenido en el Artículo I del Tratado entre los Estados Unidos y Portugal que no ha sido alterado por ningún acuerdo posterior, incluida la Convención de Viena. Con base en la determinación de que la extradición no procede en los términos del Tratado”.

Dijo que en ningún momento el expresidente Juan Orlando Hernadez estuvo físicamente en los Estados Unidos cuando se estaban cometiendo los delitos de los cuales se le acusa y que su entrega ilegal violenta tanto la soberanía, Constitución y leyes del Estado de Honduras, así como la del exmandatario.

“Para poder subsanar esta violación, la Corte Suprema de Honduras si tiene temor a los Estados Unidos debería de como mínimo condicionar la entrega a que el Juez Federal Kevin Castel decida sobre esta cuestión específica ya que si los Estados Unidos carece de la autoridad y jurisdicción de entregar a una persona en extradición según sus leyes internas y leyes internacionales también carecen de autoridad para solicitar a una persona basado en el lenguaje expreso del tratado de Extradición entre los Estados Unidos y Honduras”, manifestó Daniel Perez.

“Es importante recalcar que más allá de sus derechos procesales el expresidente Juan Orlando goza y está cubierto de la presunción de inocencia y sería contraproducente su entrega bajo las actuales condiciones de ilegalidad, ya que afecta la justicia y el derecho de toda Latinoamérica el violar las leyes nacionales e internacionales para no incomodar al Tio Sam, los Estados Unidos de America”, concluyó el abogado.

Por la redacción DA