Investigadores descubren una variante del VIH que es más contagiosa y más grave

Una variante altamente agresiva y contagiosa del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) se ha estado propagando silenciosamente en los Países Bajos durante décadas, y los investigadores finalmente la identificaron.

Al igual que el coronavirus, el virus que causa el SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) ha mutado en una serie de variantes, algunas más peligrosas que otras. La variante recién descubierta, llamada VB, parece progresar aproximadamente el doble de rápido que las cepas estrechamente relacionadas.

Es probable que las personas infectadas con la variante VB desarrollen SIDA dentro de los dos o tres años posteriores al diagnóstico si no reciben tratamiento, en lugar de la progresión típica de seis a siete años, escribieron los investigadores en la revista Science.

Este sorprendente ejemplo de evolución viral tiene implicaciones para la pandemia de COVID-19, escribió Joel Wertheim, profesor asociado de medicina en la Universidad de California, San Diego, en una perspectiva publicada junto con los hallazgos el jueves.

«Nunca debemos subestimar el potencial de evolución viral. Dejemos que este estudio esté en marcado contraste con la afirmación de que todos los virus inevitablemente evolucionarán para ser benignos», dijo Wertheim, que no participó en el estudio, a la National Public Radio​​ de EEUU.

Doblemente agresivo y extra contagioso

Todas las variantes del VIH atacan el sistema inmunitario de manera similar. El virus se adhiere a las células CD4 (también conocidas como células T), un tipo de glóbulo blanco que lidera la carga contra la infección y hace que se hinchen y revienten.

Los investigadores descubrieron que la variante VB explota esas células dos veces más rápido, lo que lleva a una disminución más rápida de la función inmunológica. Una vez que el conteo de CD4 cae por debajo de cierto nivel, se considera que la persona está inmunocomprometida con SIDA y, por lo tanto, es propensa a infecciones potencialmente mortales.

Mientras trabajaban en el proyecto BEEHIVE, una iniciativa para comprender cómo ha evolucionado y continúa evolucionando el VIH, los investigadores notaron que 17 personas tenían cargas virales especialmente altas al principio de la infección. Quince de esas personas eran de los Países Bajos y las otras dos de Suiza y Bélgica.

Después de estudiar a otras 92 personas infectadas con la variante VB, los investigadores determinaron que la carga viral tiende a ser tres o cuatro veces mayor que las infecciones típicas por el VIH. Más virus en el cuerpo significa que el huésped es más contagioso para los demás, dijo a la National Public Radio el autor principal Chris Wymant.

Afortunadamente, los medicamentos antirretrovirales estándar que se usan para tratar el VIH todavía funcionan para detener la transmisión y el avance de la variante VB, dijo. Si se toma de forma constante, el medicamento puede reducir la carga viral a un nivel indetectable, por lo que muchas personas con VIH pueden vivir una vida normal y saludable.

Fuente: Business Insider