Fafa Taveras le entra al Gobierno; lo acusa de entregar Punta Catalina al empresariado

El dirigente del Partido Revolucionario Moderno (PRM) Rafael -Fafa- Taveras, arremetió contra el gobierno de Luis Abinader, al que acusó de entregar la Central Termoeléctrica Punta Catalina al empresariado, y poner en manos de Estados Unidos el Puerto de Manzanillo y las Fuerzas Armadas.

El exdirigente de izquierda emitió sus declaraciones a través de su cuenta de Twitter, donde sin mencionar por su nombre citó al ministro de la Presidencia Lisandro Macarrulla, quien ha sido centro de críticas por algunos sectores de la sociedad.

“El Estado al servicio del empresariado se refuerza con la entrega de Punta Catalina”, dice uno de los mensajes de Fafa.

“Manzanillo y las Fuerzas Armadas en manos de EU. Y primero del Gabinete y Punta Catalina en manos del empresariado. Que Gobierno es este”, agrega en otro.

La semana pasada el presidente Luis Abinader dispuso la constitución de un fideicomiso público denominado Fideicomiso Público Central Termoeléctrica Punta Catalina (Fideicomiso CTPC), responsable de la administración, inversión, operación y fuente de pago de la termoeléctrica.

Al frente del fideicomiso el mandatario designó al ingeniero Celso José Marranzini Pérez. Lo integran además José Luis Actis como vicepresidente, Noel Báez Paredes como secretario, George Ángel Reinoso Núñez y a John A. De Armas como miembros.

Dentro de los principales fines del fideicomiso se encuentran, preservar y optimizar la operación de la Central Termoeléctrica, asegurar su manejo adecuado y transparente, así como  administrar los activos de su patrimonio.

Anteriormente, el presidente Abinader había anunciado un ambicioso proyecto regional que ampliará las operaciones del puerto de Manzanillo con el propósito de dinamizar la economía de la zona, a través del turismo y las exportaciones.

El pasado martes el mandatario encabezó una reunión de trabajo con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos, para revisar el proyecto de rehabilitación y ampliación de la terminal marítima.

Por Roberto Tiburcio