¿La memoria humana está desapareciendo?

Algo está  llamando poderosamente mi atención en estos últimos días: Parece que muchas personas en este país, están perdiendo la memoria.

Por el tipo de vida que  llevo, me veo en la necesidad de utilizar los servicios de gentes que me ayuden, y en los últimos días, cada vez que les solicito algo, la primera expresión que oigo es: Me lo recuerda.

Esto me ha llevado a desarrollar algunas hipótesis: pudiera ser el encierro, o el exceso de uso de la tecnología.

No soy muy dada a añorar lo pasado, pero  viendo esta pérdida de memoria en personas que, por su corta  edad,  pueden ser mis nietos, he recordado lo exigentes que eran los maestros del ayer con la lectura comprensiva, y con la rigurosidad que teníamos que ´´embotellarnos´´ las clases, y repetirlas como un papagayo. Esa era una forma de ejercitar  y mantener activas nuestras neuronas,  a pesar de que en el proceso incluían la violencia, pues los reglazos con una tablita  de madera, no se hacían esperar. Obvio que nunca anhelaré eso, pues para los problemas de aprendizaje están los avances de la educación.

Hoy todos conseguimos lo deseado, solo con dar un click. Imaginemos por un instante, si se nos daña o pierde el celular. No se sabe cuál de los dos sería el perdido, pues sería imposible cuantificar la mínima cantidad de números de los contactos que recordaríamos. Tiemblo solo de pensar en eso.

Me irrito mucho cuando la gente me queda mal, y me dice que se le olvidó, que yo debí recordárselo. Responden así, sin la menor preocupación, y muchas veces, luego de decirles que no se debe repetir que se nos olvida todo, porque le estamos dando un mandato al cerebro, en medio de mi coraje, les pregunto qué están haciendo para que eso no ocurra.

A pesar de mi edad, como todo ser humano, algunas cosas se me pasan, pero aquellas que son de sumo interés, las anoto en lugares visibles, y tengo por costumbre repetir casi a diario que a mí nada se me olvida, y  aunque no lo crean, mi cerebro, aunque en algunos momentos desobedece, no me hace quedar mal. Un consejo, además de  pensar en positivo  con relación al tema, es organizarse, ya que esto puede ser una de las causas, ayudarse colocando notas, leer, ya que hay  gente  que ni siquiera lee la prensa… Y cuando sienta que no puede solo, acudir  al profesional calificado para estos fines… ¡Ah, se me olvidó acordarles que recuerden!.

Por Epifania de la Cruz (epifaniadelacruz@ gmail.com / www.renacerparatodos.net)
*La autora es psicóloga clínica