Chango viejo no aprende maromas nuevas

Todos mis seguidores saben la predilección que siento por los refranes; para mí encierran, además de una gran sabiduría, un profundo aprendizaje.

El título de este artículo es uno que oí en una escena bastante cursi de una telenovela colombiana, razón por la cual concluyo que esa es la nacionalidad de esa expresión popular.

El significado que este tiene para ellos es que las personas mayores tienen dificultad de aprendizaje.

Estoy totalmente en contra de ese concepto, especialmente en estos tiempos. Es obvio que muchas personas envejecientes muestren que su nivel de aprendizaje, comparado con el de los jóvenes, no posea la misma rapidez, pero en muchísimas ocasiones podemos dar sorpresas.

El mensaje de la expresión, hasta cierto punto, puede tener algo de discriminación. Me considero con toda la autoridad del mundo para afirmarlo. Por ejemplo, durante mis estudios realizados cuando niña, adolescente y universitaria, tenía calificaciones regulares, sin embargo cuando realicé mi segunda carrera, postgrado y maestría, ya perteneciendo a la tercera edad, mi categoría fue Magna Cum Laude.

Creo que un ser humano con cierto nivel de inteligencia está apto para adquirir cualquier conocimiento nuevo, no importa la edad que tenga. Hay mucha discriminación en el contenido del refrán.

Por Epifania de la Cruz (epifaniadelacruz@ gmail.com / www.renacerparatodos.net)

*La autora es psicóloga clínica