Tres fallecidos y decenas de viviendas destruidas por paso de tormenta Laura por RD

Una mujer de 44 años, su hijo de 7 y un hombre que no ha sido identificado, fallecieron este domingo a causa de las torrenciales lluvias provocadas por la tormenta tropical Laura.

Las víctimas son Clarisa Frías Nivar, su hijo Darwin Fría Nivar, quienes fallecieron tras caerle encima una pared que colapso, en el sector el Palmarejo en Santo Domingo Oeste.

Mientras que la tercera víctima es un hombre que no ha sido identificado, quien perdió la vida después de que un árbol cayese sobre su casa, en La Guáyiga, Santo Domingo Oeste.

Debido a las fuertes lluvias, 1.050 personas tuvieron que ser evacuadas de sus casas, de las cuales 129 fueron alojadas en albergues.

Las precipitaciones y los vientos afectaron especialmente a la capital y zonas del suroeste del país, como Barahona, Azua y Bahoruco.

Según el balance preliminar, 210 viviendas sufrieron daños de consideración y al menos una quedó destruida, aunque el director del COE, Juan Manuel Méndez, advirtió de que probablemente “hay más».

Asimismo, cerca de un millón de viviendas y comercios están sin servicio eléctrico, en el sur y este del país, según datos facilitados por las distribuidoras de energía.

La tormenta tropical Laura tocó tierra anoche y ya ha salido de territorio dominicano y se encuentra entre el canal que separa Haití y Cuba, según los datos ofrecidos por las autoridades dominicanas.

Sin embargo, el gran campo nuboso de la tormenta continúa provocando torrenciales lluvias en la República Dominicana, donde ha afectado los servicios de agua y electricidad en numerosos sectores.

Las lluvias, acompañadas de fuertes vientos, provocaron hoy una modificación en las alertas emitidas por el COE para las 32 provincias que conforman el país, por lo que el número de demarcaciones en alerta roja (máxima) se elevó a 20, mientras que las restantes están en amarilla (intermedia).

El COE dispuso ayer evacuaciones de carácter preventivo en zonas de alto riesgo, al tiempo que prohibió el uso de las playas y los deportes acuáticos en todas las costas del país, así como todas las actividades recreativas en montaña y el uso de balnearios en ríos, pozas, canales y arroyos.

La República Dominicana dispone de 2.532 albergues, los cuales tienen capacidad para acoger a 588.819 personas.

El país fue afectado en julio pasado por la tormenta tropical Isaías, que causó daños a cientos de viviendas, especialmente en la zona este, y ocasionó la muerte de un hombre.