Familia Juliao pide a Abinader detener invasiones de terrenos privados en Montecristi

Montecristi.-La familia Juliao, de este municipio, solicitó al presidente Luis Abinader, su intervención para que no se siga con la invasión de terrenos privados, que está creando desafección y animosidad, que afectan la imagen del gobierno y su lucha contra la prevención y la corruptela.

La licenciada Juana de Arco Juliao, representante de los sucesores del fallecido doctor Federico G. Juliao González, quien en vida fue una eminencia del Derecho, pidió que se respete la propiedad privada en el municipio de San Fernando de Montecristi, donde dice existe un grupo de cazadores de terrenos ajenos.

Juliao responsabiliza de estas invasiones de tierra al alcalde del municipio, Rafael de Jesús Jerez Castro, quien es supuestamente quien manda a invadir los terrenos con un grupo de hombres armados.

Denuncia la licenciada Juana de Arco Juliao, que los invasores llegan a las propiedades privadas, que invaden con contrato en mano del ayuntamiento, firmado por el propio alcalde, terreno que luego los venden.

Explica que la propiedad que tiene su familia, una herencia, de más de 70 años, como dueño absoluto de esos terrenos frente al malecón, se le quieren despojar a solicitud del alcalde Rafael de Jesús Jerez Castro, quien en vez ejercer sus funciones, se ha dedicado a la perversidad y la depravación de bienes ajenos.

“Esta misma situación que se pretender con nosotros”, señala, pasó con la universidad Central del Este (UCE), con el doctor Frank Jhose Thomen, con el Colegio Médico, filial de Montecristi, con el ingeniero Manuel Isidor, entre otras invasiones de personalidades de aquí de Montecristi y Santiago, que han sido afectadas con esta práctica de envilecimiento.

Según expone la licenciada Juiao, el alcalde Rafael de Jesús Jerez Castro, toda su vida se ha dedicado a esa malsana práctica, por lo que urge al presidente Luis Abinader, disponer una exhaustiva investigación para detener la obsesión de lo ajeno del alcalde, que muchos daños está haciendo al municipio y a mucha gente propietarios de terrenos.

Por Luis Ramón López