Trump es trasladado a un hospital militar como precaución tras dar positivo al Covid-19

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, fue llevado en la tarde del viernes al Centro Médico Militar Walter Reed, donde permanecerá “algunos días” menos de un día después de anunciar que contrajo Covid-19. La decisión responde a una sugerencia de su cuerpo médico que lo trata y está basada en la posibilidad de que necesite recibir atención médica inmediata.

“El presidente Trump permanece de buen ánimo, tiene síntomas leves y ha estado trabajando durante el día. A modo de precaución, y por la recomendación de su médico y expertos, el presidente estará trabajando desde las oficinas presidenciales de Walter Reed durante los próximos días. El presidente Trump aprecia la marea de apoyo hacia él y la Primera Dama”, indica un comunicado de prensa publicado por la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany.

El presidente salió caminando por sus propios medios de la Casa Blanca. No realizó declaraciones a la prensa y se limitó a levantar su pulgar. Ya se encuentra en el hospital militar.

La noticia llegó menos de una hora después de que el médico presidencial, Sean Conley, reportara que el mandatario se encuentra “fatigado pero de buen ánimo”. Conley reportó también que Trump recibió un tratamiento experimental con “anticuerpos policlonales” de la compañía farmacéutica Regeneron, y que adicionalmente ha estado tomando “Zinc, vitamina D, melatonina y una aspirina diaria”.

Con respecto a Melania Trump, quien también dio positivo, dijo que “continúa en buen estado y solo tiene tos y dolor de cabeza”. “El resto de la primera familia está bien y dieron negativo en el test”, concluye el documento.

En paralelo, distintos medios locales -The New York Times y The Washington Post, entre ellos- reportaron también que Trump tiene “una fiebre baja, tos y congestión nasal, entre otros síntomas”.

El presidente anunció en la noche de este jueves que él y su esposa Melania habían dado positivo por coronavirus y que empezaron un proceso de cuarentena. “Esta noche la primera dama y yo dimos positivo por COVID-19. Empezaremos inmediatamente nuestro proceso de cuarentena y de recuperación. ¡Superaremos esto JUNTOS!”, escribió el mandatario en Twitter. No ha hecho declaraciones públicas desde entonces.

El positivo de Trump impacta de lleno en la campaña presidencial estadounidense, cuyos comicios están previstos para el próximo 3 de noviembre. Su equipo indicó en la tarde que todos los eventos que el presidente tenía agendados pasarán a ser virtuales o han sido pospuestos.

La organización indicó a su vez que la presencia de los miembros de la familia del mandatario también serán suspendidos temporalmente, y todos los otros eventos proselitistas serán “considerados caso por caso”. El vicepresidente Mike Pence, cuyo resultado fue negativo, continuará con sus apariciones.

“Cualquier información adicional sobre el presidente vendrá de la Casa Blanca”, concluye el comunicado del director de la campaña del candidato republicano, Bill Stepien. Trump tenía agendado un encuentro con simpatizantes en su hotel de Washington y un mitin en Sanford, cerca de Orlando (Florida).

Tanto Trump como la Primera Dama se testearon luego de que una de las asesoras más cercanas al presidente, Hope Hicks, diera positivo. Hicks, de 31 años, viajó varias veces esta semana a bordo del Air Force One junto a Trump, la última este miércoles a Minnesota, donde el mandatario tenía un mitin de campaña. También viajaron juntos el martes a Cleveland (Ohio) para el debate presidencial y el sábado a Pensilvania a otro mitin.

Medios estadounidenses informaron de que la asesora experimentó síntomas de coronavirus en el vuelo de vuelta a Washington desde Minesota, fue puesta en cuarentena en el avión presidencial y este jueves se confirmó su positivo por COVID-19.

A Hicks se la vio sin mascarilla en distintos momentos de estos viajes, lo mismo que Trump, que no usa tapabocas en público.

Ello llevó a que su contendiente en los comicios, el demócrata Joe Biden, se hiciera un test propio junto a su esposa Jill. Ambos dieron negativo, informó su campaña en horas del mediodía. Antes, Biden le había deseado una pronta recuperación al mandatario e indicado que tanto él como su esposa los mantendrían en sus “pensamientos y plegarias”.

Fuente: Infobae.com