Trump dice estar “indignado” por ataque al Capitolio; garantiza una transición ordenada

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este jueves que estaba «indignado» de que sus partidarios irrumpieran en el Capitolio de Estados Unidos y calificó la caótica intrusión como un ataque «atroz» contra el país.

«Me gustaría comenzar abordando el atroz ataque al Capitolio de los Estados Unidos. Como todos los estadounidenses, estoy indignado por la violencia, la anarquía y el caos», dijo el presidente en un video publicado en su cuenta de Twitter.

«Los manifestantes que se infiltraron en el Capitolio han profanado la sede de la democracia estadounidense», dijo.

«Para aquellos que participaron en estos actos de violencia y destrucción, ustedes no representan a nuestro país. Y a los que violaron la ley, la pagarán».

Trump afirmó que desplegó «inmediatamente» a la Guardia Nacional y a la policía federal cuando el edificio fue violado y dijo que «Estados Unidos es y siempre debe ser una nación de ley y orden».

El discurso se produce cuando los demócratas están considerando un segundo juicio político contra Trump, debido a las afirmaciones de que incitó a los manifestantes que violaron el Capitolio durante un mitin más temprano ese día.

Trump también expresó la aceptación más fuerte hasta ahora de su derrota electoral ante el presidente electo Joe Biden.

“Acabamos de pasar por una elección intensa y las emociones son altas, pero ahora los ánimos deben calmarse y restablecerse la calma”, dijo. «Debemos continuar con los negocios de Estados Unidos».

“Mi campaña buscó enérgicamente todas las vías legales para impugnar los resultados de las elecciones. Mi único objetivo era garantizar la integridad de la votación. Al hacerlo, estaba luchando por defender la democracia estadounidense».

“Sigo creyendo firmemente que debemos reformar nuestras leyes electorales para verificar la identidad y elegibilidad de todos los votos y garantizar la fe y la confianza en todas las elecciones futuras”, dijo.

«Ahora el Congreso ha certificado los resultados», continuó Trump. «Una nueva administración será inaugurada el 20 de enero. Mi enfoque ahora se centra en garantizar una transición de poder ordenada y sin problemas».

Trump ya se había comprometido a garantizar una «transición ordenada» la madrugada de este jueves, en un comunicado después de que el Congreso se recuperara del asalto y corroborara la victoria de Biden, pero en su vídeo fue más explícito al admitir que tendrá que abandonar la Casa Blanca en dos semanas.

«Este momento exige sanación y reconciliación». Llamó a 2020 “una época desafiante para nuestro pueblo” y pidió unidad.

“Una pandemia amenazante ha trastornado la vida de nuestros ciudadanos, ha aislado a millones en sus hogares, ha dañado nuestra economía y se ha cobrado innumerables vidas”, dijo Trump. «Derrotar esta pandemia y reconstruir la mayor economía del mundo requerirá que todos trabajemos juntos».

“Requerirá un énfasis renovado en los valores cívicos del patriotismo, la fe, la caridad, la comunidad y la familia”, dijo.

«Debemos revitalizar los lazos sagrados de amor y lealtad que nos unen como una familia nacional». Dijo que servir como presidente había sido «el honor de mi vida», pero también prometió que aún no había terminado con la política.

«Y a todos mis maravillosos seguidores, sé que están decepcionados», dijo.

“Pero también quiero que sepas que nuestro increíble viaje apenas está comenzando. Gracias, Dios los bendiga a Estados Unidos», concluyó el presidente saliente.