Elon Musk dice que revertiría la prohibición de Twitter sobre Donald Trump

El multimillonario Elon Musk dijo el martes que revertiría la prohibición de Twitter contra el expresidente estadounidense Donald Trump cuando compre la plataforma de redes sociales, la señal más clara hasta el momento de la intención de Musk de reducir la moderación del sitio.

Musk, la persona más rica del mundo y director ejecutivo del fabricante de vehículos eléctricos Tesla Inc, firmó un acuerdo de 44 mil millones de dólares para comprar Twitter Inc. Se ha llamado a sí mismo un «absolutista de la libertad de expresión», pero dio pocos detalles específicos de sus planes.

Se espera que Musk se convierta en el CEO temporal de Twitter después de cerrar el trato, informó Reuters anteriormente, citando una fuente familiarizada con el asunto.

La cuestión de reinstalar a Trump se ha visto como una prueba de fuego de hasta dónde llegará Musk para hacer cambios, a pesar de que el propio Trump ha dicho que no regresaría.

Twitter, al igual que otras plataformas de redes sociales con sede en EEUU, ha prohibido a varias personas por violar sus políticas sobre desinformación y glorificación de la violencia.

Musk, hablando en una conferencia del Financial Times, agregó que él y el cofundador de Twitter, Jack Dorsey, creen que las prohibiciones permanentes deberían ser «extremadamente raras» y reservadas para cuentas que operan bots o difunden spam.

Los tweets «incorrectos y malos» deben eliminarse o hacerse invisibles y una suspensión temporal de la cuenta podría ser apropiada, dijo Musk. «Creo que los permanentes solo socavan fundamentalmente la confianza en Twitter como una plaza pública donde todos pueden expresar su opinión».

Musk dijo que la decisión de prohibir a Trump amplificó las opiniones de Trump entre la gente de la derecha política, y calificó la prohibición como «moralmente incorrecta y completamente estúpida».

La suspensión de la cuenta de Trump, que tenía más de 88 millones de seguidores, silenció su megáfono principal días antes del final de su mandato y siguió a años de debate sobre cómo las empresas de redes sociales deberían moderar las cuentas de los poderosos líderes mundiales.

Trump fue suspendido permanentemente de Twitter poco después del ataque del 6 de enero de 2021 al Capitolio de los Estados Unidos. Twitter citó «el riesgo de una mayor incitación a la violencia» en su decisión.

Megan Squire, miembro sénior de análisis de datos en el Southern Poverty Law Center, dijo que una prohibición permanente de las redes principales, o la eliminación de plataformas, ha sido una táctica exitosa para reducir el alcance de los mensajes y comportamientos abusivos.

Musk ha respaldado algunos límites y le dijo a un funcionario de la Unión Europea el lunes que la política de la UE estaba «exactamente alineada» con su propio pensamiento sobre el control de contenido ilegal.

‘Debería estar en todas partes’

Los conservadores, que han acusado a Twitter, con sede en San Francisco, de parcialidad contra las opiniones de derecha, han aplaudido la perspectiva del regreso de Trump a la plataforma.

Trump «debería estar en todos los lugares donde pueda», dijo el senador republicano Rick Scott a los periodistas cuando se le preguntó sobre los comentarios de Musk. «No deberíamos tener compañías de redes sociales que restringen la capacidad de las personas para difundir su mensaje».

El senador Roy Blunt, un republicano del establishment que se jubila, fue uno de varios republicanos que dijeron que no tenían opinión sobre la posibilidad de que Trump regrese a Twitter.

“Pero sospecho que es una buena decisión comercial por parte (de Musk)”, dijo Blount con una sonrisa.

Los demócratas han dicho que la posible reincorporación de Trump podría constituir una amenaza para la democracia, aunque algunos esperan que Trump pueda alterar su base y acelerar la participación en las elecciones de mitad de período de noviembre, en las que los demócratas enfrentan difíciles desafíos para retener su mayoría en ambas cámaras del Congreso.

Trump le dijo previamente a Fox News que no volvería a Twitter si se le permitiera. Su propia aplicación de redes sociales, Truth Social, se lanzó en la tienda de aplicaciones de Apple a fines de febrero.

Trump ha acelerado sus mensajes en la nueva plataforma después de un comienzo lento, publicando unas 50 veces, principalmente en la última semana, a sus 2,7 millones de seguidores. Promediaba 18 tuits al día cuando era presidente.

No hubo comentarios inmediatos de un portavoz de Trump.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo el martes que la prohibición de Twitter de Trump era un asunto que debía decidir la compañía. La administración de Biden quiere que las plataformas en línea protejan la libertad de expresión, pero también se aseguren de que no sean foros para la desinformación, dijo.

Durante la conferencia, Musk dijo que el acuerdo para adquirir Twitter podría concretarse en dos o tres meses en el «mejor de los casos».

Más temprano el martes, las acciones de Twitter cayeron a un nivel que indicaba que el mercado de valores creía que era poco probable que Musk hiciera la adquisición por 44 mil millones de dólares, como acordó originalmente.

La decisión de Musk de comprar Twitter ha preocupado a algunos inversores de Tesla y ha ejercido presión sobre las acciones de Tesla. Musk agregó el martes que se quedaría en Tesla «mientras pueda ser útil».

Fuente: Reuters