Senado de EEUU absuelve a Trump que dice “nuestro movimiento acaba de empezar”

El ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue absuelto este sábado de los cargos de “incitación a la insurrección”, en los disturbios en el Capitolio ocurrido el pasado 6 de enero.

La votación de 57 a 43 no cumplió con el requisito de dos tercios (67 votos) que establece la Constitución.

Siete republicanos rompieron filas y votaron para condenar a Trump: Richard Burr de Carolina del Norte, Bill Cassidy de Louisiana, Susan Collins de Maine, Lisa Murkowski de Alaska, Mitt Romney de Utah, Ben Sasse de Nebraska y Pat Toomey de Pensilvania.

El líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, habló después de la votación y dijo que aquellos que votaron a favor de la absolución de Trump deberían avergonzarse de sí mismos y advirtió que la absolución podría abrir la puerta a más violencia política.

“El hecho de no condenar a Donald Trump vivirá como un voto de infamia en la historia del Senado de los Estados Unidos”, dijo Schumer.

«Si mentir sobre los resultados de una elección es aceptable, si instigar a una turba contra el gobierno se considera permisible, si alentar la violencia política se convierte en la norma, será temporada abierta en nuestra democracia y todo estará en manos de quien tenga los palos más grandes, las lanzas más afiladas, las armas más poderosas «, agregó.

El abogado de Trump, Michael Van Der Veen, sostuvo en los argumentos finales que los demócratas eran hipócritas por acusar a Trump por un acalorado discurso previo al motín y dijeron que el procedimiento era inconstitucional.

“A lo largo del verano, los líderes demócratas, incluidos el actual presidente y el vicepresidente, hicieron repetidamente comentarios que brindaron consuelo moral a las turbas que atacaban a los agentes de policía”, dijo Van Der Veen.

Indicó que el asalto al Capitolio que interrumpió la certificación de la victoria del presidente Joe Biden y dejó cinco muertos, en realidad fue planeado y premeditado por grupos marginales de izquierda y derecha.

«Se suponía que la reunión del 6 de enero sería un evento completamente pacífico», dijo Van Der Veen. Argumentó que los funcionarios locales no proporcionaron la seguridad adecuada al Capitolio.

Entre los que votaron a favor de la absolución se encontraba el líder republicano de la minoría del Senado, Mitch McConnell, de Kentucky, quien dijo el mes pasado que los manifestantes fueron provocados por el expresidente y que su esposa, la exsecretaria de Transporte Elaine Chao, fue el primer miembro del gabinete de Trump en renunciar por la violencia.

Dice “nuestro movimiento acaba de empezar”
Trump agradeció a los 43 republicanos que votaron para absolverlo y “que han defendido con orgullo la Constitución que todos veneramos y los sagrados principios jurídicos de nuestro país”.

«Nuestro movimiento histórico, patriótico y hermoso para ‘Hacer a EEUU grande de nuevo’ solo acaba de empezar. En los meses venideros, tengo mucho que compartir con ustedes y espero continuar nuestro increíble viaje juntos para lograr la grandeza estadounidense para toda nuestra gente. ¡Nunca ha habido nada igual!», dice un comunicado.

Agregó que todavía tiene “mucho trabajo por delante”. “Pronto emergeremos con una visión de un futuro americano brillante, radiante y sin límites. Juntos no hay nada que no podamos lograr”, arengó.

Para el ex mandatario, “esta ha sido otra fase de la mayor caza de brujas de la historia de EEUU. Ningún presidente ha pasado por algo así, y continúa porque nuestros oponentes no pueden olvidar a los casi 75 millones de personas, el mayor número de la historia de un presidente en funciones, que votaron por nosotros hace tan solo unos meses”.

“Es triste que un partido político en Estados Unidos tenga vía libre para denigrar el estado de derecho, difamar a las fuerzas del orden, animar a las turbas, excusar a los alborotadores y transformar la justicia en una herramienta de venganza política, y perseguir, poner en la lista negra, cancelar y suprimir a todas personas y puntos de vista con los que no están de acuerdo”, acusó Trump.

“Quiero transmitir mi gratitud a los millones de ciudadanos decentes, trabajadores, respetuosos de la ley, amantes de Dios y de la Patria, que han apoyado valientemente estos importantes principios en estos tiempos muy difíciles y desafiantes”, afirmó el ex mandatario, quien también agradeció a su equipo legal.