Se presagia un fracaso de la “Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2022”

Sería interesante una breve ilustración antes de iniciar este breve articulo definiendo algunos términos como, concepto de Feria del Libro.

Según el diccionario de la RAE la definición de feria es la siguiente: “instalación donde se exponen los productos de un solo ramo industrial o comercial, como libros, muebles, juguetes, etc., para su promoción y venta”.

Este mismo diccionario, la definición de libro es la siguiente: “obra científica, literaria o de cualquier otra índole con extensión suficiente para formar volumen, que puede aparecer impresa o en otro soporte”.

Uniendo estas dos definiciones Feria del libro resultaría como: “lugar donde se exponen obras científicas, literarias y otros tipos de obras impresas”.

Si observamos la nota de prensa de la «Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2022”, podemos colegir que el protagonista de esta feria no es el libro.

Los protagonistas de esta feria son las casas editoras, en una gran mesa de negocios instalada en la misma, donde “tendrán presencia más de 100 sellos editoriales internacionales”.

La feria “contará con 150 escritores nacionales”, no obstante provincias importantes en la cultura no fueron incluidas, por ejemplo, la ciudad de La Vega.

La feria, este año, hará honor a su nombre (Feria del Libro Santo Domingo 2022), pues los escritores del interior del país, esta vez, han sido ignorados. Hacen honor a la sentencia popular: “lo demás es monte y culebra”.

El Ministerio de Cultura sigue creando desasosiego entre sus empleados más meritorios, ahora le ha tocado el turno a la directora del Museo de las Casas Reales, actitud tomada por medio de recursos humanos después de 24 años ininterrumpidos de labor honesta y de estar presente siempre.

En el Ministerio de Cultura han sido tan desconsiderados y actuando humillantemente que la ministra de Cultura señora Milagros Germán, no ha querido dar la cara porque sabe bastante bien que es una injusticia.

Como artimaña han usado en su contra el «robo» de un dibujo de Iván Tovar, que si eso sucedió así fue por culpa enteramente del Ministerio de Cultura, porque nunca tienen presupuesto para colocar personal extra y así preservar la importante muestra de Iván Tovar donde este Ministerio no tiene la capacidad y el deseo de hacer que las cosas funcionen.

Da vergüenza inmensa para nuestro país que por inoperancia y dejadez absoluta del Ministerio de Cultura, ningún museo de República Dominicana cuente con personal entrenado ni mucho menos con una red de cámaras que se conecten entre sí.

Internacionalmente nos tienen como un país culturalmente atrasado, aunque contamos con estructuras físicas extraordinarias, pero mientras tanto no podemos presentar ninguna muestra de importancia mundial.

Mientras esto ocurre, los miembros del Ministerio de Cultura se ocupen solamente de cobrar sus cheques y poner sus familiares con sueldos ostentosos y sacar ventajas económicas aprovechándose de sus puestos.

Esa obra «robada» del Museo de las Casas Reales es única y exclusivamente culpa del Ministerio de Cultura, quieren lavarse las manos como poncio Pilatos por incapaces e ineptos.

Sean honestos con ustedes mismos y renuncien si tienen dignidad y principios luego del pronosticado fracaso que tendrá esta «Feria Internacional del Libro», que apenas comienza.

Por Francisco Neder y William A. Fernández