Hacer ejercicio durante solo dos minutos al día puede mejorar la memoria, según estudio

Incluso dos minutos de ejercicio al día podrían ser suficientes para mejorar la salud y la memoria de su cerebro, según un estudio de científicos suecos.

Los investigadores que analizaron estudios vieron que cualquier cantidad de ejercicio, incluso si era solo una caminata corta, era bueno para el cerebro de las personas de entre 18 y 35 años.

El National Health Service (NHS) recomienda que todos los adultos realicen al menos dos horas de actividad moderada por semana, pero la ciencia sugiere que aún podría valer la pena mucho menos que eso.

Se descubrió que el ejercicio es bueno para el cerebro porque activa las células nerviosas y aumenta los niveles de dopamina, lo que ayuda a agudizar la atención y la memoria de las personas.

Se encontró que los efectos después de períodos cortos de ejercicio duraban al menos dos horas en las pruebas, mientras que los investigadores agregaron que el ejercicio intenso trajo una mejoría a largo plazo.

Además de mejorar la salud del cerebro, se ha comprobado que el ejercicio en cualquier nivel brinda una gran cantidad de beneficios para la salud, incluido el fortalecimiento del corazón y los pulmones, y un menor riesgo de enfermedades a largo plazo como diabetes tipo 2, presión arterial alta y enfermedades cardíacas.

Los investigadores suecos que realizaron el estudio sugirieron que sus hallazgos, que eran específicos para los jóvenes, podrían ayudarlos a aprender mejor en los estudios o en el trabajo.

La revisión científica analizó a personas de entre 18 y 35 años que se ejercitaban caminando, corriendo o montando en bicicleta de intensidad moderada a alta.

Después de hacer ejercicio, realizaron pruebas para analizar su capacidad cerebral, como recordar una lista de 15 palabras.

Los participantes, que se ejercitaron en ráfagas de dos minutos, o 15 minutos, media hora o una hora, mejoraron en las pruebas y mostraron una mejor concentración y habilidades para resolver problemas.

Los hallazgos se combinaron de otros 13 estudios que luego fueron analizados por investigadores de las universidades de Jonkoping y Linkoping en Suecia. 

Los autores escribieron: “Esta revisión sistemática sugiere firmemente que el ejercicio físico aeróbico seguido de una breve recuperación … mejora la atención, la concentración y las funciones de aprendizaje y memoria en los adultos jóvenes”.

“Los resultados de esta revisión pueden tener importantes implicaciones relacionadas con la educación”.

«La identificación de estrategias de ejercicio óptimas puede ayudar a los estudiantes a mejorar su aprendizaje y memoria».

Se cree que el ejercicio aumenta los niveles de una proteína llamada «factor neurotrófico derivado del cerebro», que se cree que es importante para la memoria, dijeron los científicos.

También sugirieron que las mejoras en la capacidad intelectual podrían provenir de un impulso «sostenido» de la conectividad nerviosa en el órgano.

Y también se sabe que el ejercicio aumenta los niveles de la hormona del bienestar, que funciona como un neurotransmisor, lo que ayuda a que las señales fluyan rápidamente por el cerebro.

Los investigadores dijeron que niveles más altos de dopamina «pueden mejorar la atención y la memoria». 

Pero no todo el mundo es un atleta natural o tiene horas para hacer ejercicio.

La revisión quería ver si una sola sesión de ejercicio podría tener un efecto, por lo que analizó los estudios que exploraron esto con adultos jóvenes durante diez años.

La revisión, publicada en la revista Translational Sports Medicine, encontró que cualquier ejercicio de dos minutos a una hora mejoraba la memoria y las habilidades de pensamiento por hasta dos horas.

¿Cuánto ejercicio necesita hacer?

Para mantenerse saludables, los adultos de 19 a 64 años deben intentar estar activos todos los días y deben hacer:

-Al menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada, como andar en bicicleta o caminar a paso ligero, cada semana y

-Ejercicios de fuerza 2 o más días a la semana que trabajan todos los músculos principales (piernas, caderas, espalda, abdomen, pecho, hombros y brazos).

 Ó 75 minutos de actividad aeróbica vigorosa, como correr o un partido de tenis individual cada semana y

-Ejercicios de fuerza 2 o más días a la semana que trabajan todos los músculos principales (piernas, caderas, espalda, abdomen, pecho, hombros y brazos).

 Ó una combinación de actividad aeróbica moderada y vigorosa todas las semanas; por ejemplo, 2 carreras de 30 minutos más 30 minutos de caminata rápida equivalen a 150 minutos de actividad aeróbica moderada y

-Ejercicios de fuerza 2 o más días a la semana que trabajan todos los músculos principales (piernas, caderas, espalda, abdomen, pecho, hombros y brazos).

Una buena regla es que 1 minuto de actividad vigorosa proporciona los mismos beneficios para la salud que 2 minutos de actividad moderada.

Una forma de hacer los 150 minutos recomendados de actividad física semanal es hacer 30 minutos 5 días a la semana. Todos los adultos también deben interrumpir largos períodos de estar sentados con actividades ligeras.

Traducido del diario británico Daily Mail