Celebran taller sobre redacción de crónica periodística y literaria

Santo Domingo. –El Taller Literario Narradores de Santo Domingo (TLNSD) y el Sistema Nacional de Talleres Literarios del Ministerio de Cultura culminaron con éxito el taller de redacción de crónica periodística y literaria impartido por el destacado escritor y cronista dominicano Frank Báez.

El taller fue realizado los días 24 y 25 de marzo en la Sala Aída Cartagena Portalatín de la Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña, con la participación de más de 40 escritores.

Esta iniciativa de formación continua que persigue profundizar las destrezas y el manejo de las técnicas narrativas dentro de un género tan fascinante como la crónica.

La actividad fruto de la coordinación interinstitucional, persigue que los escritores dominicanos se mantengan al día en las tendencias de mayor incidencia en el mundo editorial internacional y específicamente en el devenir de este género que se ha consagrando en la preferencia de millones de lectores, y que ha contado con figuras de la trascendencia de Gabriel García Márquez, que hicieron el tránsito de la crónica periodística a la literaria.

Scarlet Sánchez, coordinadora del TLNSD, resaltó que parte del gran auge que ha tenido la crónica como género, se evidencia en el Premio Nobel de Literatura otorgado en el año 2015 a la periodista bielorrusa Svetlana Alexievich, autora de “Voces de Chernóbil” una gran obra de investigación, que utiliza la crónica para narrar la peor catástrofe nuclear de la historia.

“Entendemos que nuestro país necesita formar escritores en el género de la crónica, un género versátil”, señaló Sánchez.

Por su parte, el profesor Héctor Santana, coordinador del Sistema Nacional de Talleres Literarios del Ministerio de Cultura, indicó que: “es parte integral de la política cultural vigente, incentivar programas de educación continua que coadyuven a seguir incrementando la calidad en los talleres literarios de la República Dominicana.”

Al despedir el taller, Frank Báez, destacó que los dominicanos tenemos una cotidianidad muy rica que nos ofrece una cantera de información sobre la cual podemos escribir crónicas de extraordinario interés.