Artista plástico destaca costumbrismo dominicano en su segunda muestra individual

El costumbrismo dominicano ha quedado plasmado en las obras pictóricas del artista Marco Antonio Mártire Borrell dentro de su segunda exposición individual titulada Alucinación de Colores-Costumbrismo.

La muestra pictórica será inaugurada el próximo viernes 24 de mayo a las 7:30 de la noche, en el Centro Domínico-Alemán, en la Zona Colonial, y se extenderá hasta el 14 de junio.

Los usos, modos de vida y personajes típicos de su época con enfoque en temas tan

variados como la educación, vida, vestimenta, diversión, social y gobierno, son mostrados en alrededor de 50 obras pintadas al óleo sobre lienzo, en una fiesta de colores por la identidad.

En esta nueva propuesta, el artista plástico Mártire Borrell, con su estilo pictórico libre y disciplinado, deleitará al público con temas nacionales, haciendo uso de la policromía y utilizando como recurso natural la luz del sol. Sus paisajes son una mezcla de colores vibrantes que hacen ritmo con pinceladas de luz del astro rey.

Además, en sus obras se destaca la figura humana con énfasis en el trabajo duro del campo o simplemente recrea alguna escena de la cotidianidad.

Las pinturas que conforman Alucinación de Colores-Costumbrismo tienen títulos tan diversos como Pelea de Gallos, Madrugada Azul, Camino de Luces, Batey Esperanza, Canastero y Mi Vira Lata.

Como autodidacta de la pintura, Mártire Borrell tiene en su carpeta la presentación de dos colectivas: en septiembre de 1997 realizada en la Asociación Médica Dominicana y Destellos de Luz, en mayo del 2008. Su primera individual fue presentada en Gallery Charlotte de la ciudad de Wissen, Alemania, titulada Luz y Sombra del Caribe, en marzo del 2000.

Marco Antonio Mártire Borrell es un médico cirujano plástico dominicano que desde pequeño dio muestras de su inclinación artística, sobre todo en el área de la creatividad y el dibujo.

Para incursionar en la pintura una de sus inspiraciones ha sido la pintora puertorriqueña Migdalia Chávez, y ha recibido enseñanzas del laureado pintor santiaguero Carlos Mario Grullón.