Proyecto turístico Pedernales pasa con buenas notas la evaluación ambiental

Pedernales.- El Plan de Desarrollo Turístico de Cabo Rojo-Pedernales es viable, cumple con la normativa nacional e internacional, las directrices de sostenibilidad y observa todos los criterios de conservación y uso racional de los recursos naturales con una adecuada gestión y un plan de medidas de prevención, corrección, mitigación y restauración.

A esta conclusión llegó el equipo de expertos de la empresa especializada EMPACA, que hizo la evaluación ambiental, presentada a casa llena el 29 de abril pasado a las autoridades locales, organizaciones comunitarias y medioambientales, en el auditorio de la Gobernación Provincial. Es la segunda vista pública sobre el impacto ambiental del proyecto.

El estudio fue auspiciado por la Dirección General de Alianzas Público-Privadas (DGAPP) y el Fideicomiso Pro-Pedernales, para cumplir con las regulaciones ambientales establecidas en la ley 64-00. Es un requisito para solicitar la licencia ambiental al Ministerio de Medio ambiente y Recursos Naturales.

Se centró en la lotificación y construcción de la infraestructura de servicios para la Fase 1, donde se tiene previsto inicialmente 13 lotes, la construcción de 9 hoteles con 4,700 habitaciones, 4 eco-hoteles y un complejo de viviendas vacacionales.

También, la infraestructura de servicios que incluye, entre otros elementos, el sistema vial, suministro de energía eléctrica sostenible, abastecimiento de agua potable, redes de alcantarillado pluvial y sanitario, planta de tratamiento de aguas residuales y telecomunicaciones.

Cada hotel, explicó Empaca, y demás edificaciones (viviendas, marina, etc.) necesarias para el desarrollo turístico, necesitarán de estudios ambientales puntuales e independientes.

Los resultados del estudio, destaca la GGAPP, avalan las directrices del máster plan del proyecto enfatizando en la necesidad de conservar las especies y la flora en su hábitat natural, para esto se proponen una serie de medidas que deberán aplicarse durante los procesos de construcción, y tras la finalización de las obras.

Entre las medidas propuestas por los expertos de EMPACA destacan: no construir obras en las áreas de humedal-manglar, ni en la franja de 30 metros medidos a partir de los límites de éstas; no construir obras en áreas protegidas y zonas de amortiguamiento de 300 metros del Parque Nacional Jaragua; protección de la fauna en el área del proyecto; protección de las áreas de anidamiento de las tortugas marinas y protección de los fondos marinos en el área de buceo contemplativo (snorkeling).

DGAPP asumirá recomendaciones

El director ejecutivo de la DGAPP, Sigmund Freund, aseguró que todas las medidas propuestas por el estudio serán asumidas durante la realización del proyecto, pues de lo que se trata es de crear riquezas sostenibles y de bienestar para las comunidades.

“Se considerarán las alternativas del Plan de Desarrollo Turístico de Cabo Rojo- Pedernales, a los fines de que bajo un proceso racional y estratégico se incorporen las variables ambientales y sociales en las decisiones y, consecuentemente, se traslade esa visión al máster plan y los proyectos de desarrollo vinculados”, expresó Freund.

Estudio de Impacto Ambiental

Es un instrumento de la consulta pública coordinada por el promotor, donde se permite la participación amplia de los interesados en un proyecto o actividad dentro del proceso de evaluación, y sus observaciones se tomarán en consideración como parte de la realización del estudio ambiental.

Los objetivos de las vistas públicas son: Presentar el proyecto a la comunidad Dar a conocer los potenciales impactos ambientales Establecer los lazos de comunicación entre la comunidad y el proyecto Conocer las inquietudes que el proyecto genere.

Equipo de EMPACA participante

Ernesto Rocamora: Ingeniero Hidrogeólogo 37 años de experiencia profesional: Estudios Físicos, Hidrológicos y de Calidad Ambiental.

Ricardo García: Botánico, 39 años de experiencia profesional: Estudio de la Vegetación y Flora.

Jesús Almonte: Biólogo Ornitólogo, 24 años de experiencia profesional: Estudio de las Aves.

Cristian Marte: Biólogo, Especialista, anfibios y reptiles 15 años de experiencia profesional: Herpetofauna asociada al área del proyecto.

Héctor Ramírez: Lic. en Biología Marina, 39 años de experiencia profesional: Estudios De Biología Marina.

Francisco Cáceres: Antropólogo, 30 años de experiencia profesional: Estudio Socioeconómico.

Miriam Arcia: Coordinadora Técnica, 49 años de experiencia profesional: Valoración De Los Impactos Ambientales y del Plan de Manejo y Adecuación Ambiental.

También participaron en el estudio Yadira Comas, coordinadora general; Eva Núñez, máster en Gestión Ambiental; Carlos García, doctor en Oceanografía y Ricardo García, Biólogo, especialista en Botánica, en Reconversión Industrial e Investigación.

Mario Méndez, sociólogo; Harold Olsen, arqueólogo; Antonio M. Serrano, licenciado en Ciencias Ambientales; Luis Blanco, ingeniero; Francisco Jiménez, biólogo, especialista en Flora y Vegetación; Félix Reyes, antropólogo; Juan Carlos Guzmán G. arquitecto y Mercedes Villa, arquitecta, entre otros.