Madera Arias garantiza elecciones diáfanas y transparentes de ser favorecido como presidente JCE

El aspirante a la presidencia de la Junta Central  Electoral (JCE), magistrado Ramón Arístides Madera Arias, dijo este lunes que uno de sus objetivos  es realizar unas elecciones diáfana y transparente durante el periodo 2020-2024.

Asimismo, adecentar  este órgano  electoral para acabar con la  mafia organizada que se dedican a la suplantación de identidades, para otorgarle cédula de identidad y electoral a narcotraficantes deportados, miembros del crimen organizado y a personas vinculadas actividades criminales.

Dentro de la trayectoria de Madera Arias,  éste enfrentó  en el 2004, en plena campaña electoral reeleccionista,  a las personas que depositaron el RockAsh en Manzanillo, prohibió la importación de esos desechos tóxicos y sometió a la acción de la justica de todas las personas y funcionarios involucrados en ese proyecto.

Se recuerda que,  más de 500  organizaciones   proponen a  Ramón Arístides Madera Arias, como aspirante a la presidencia de la JCE   ante la Comisión  Especial del Senado para Evaluar los Miembros de este órgano electoral.

Asimismo,  arrestó y sometió a la justicia a todos los funcionarios que quisieron aprovecharse del período electoral reeleccionista para invadir las áreas protegidas y para producir tumbas  o talas de árboles sin los permisos correspondientes.

El  magistrado ramón Madera Arias siendo procurador general adjunto de la República,  actuó con plena independencia logrando durante su gestión terminar con el “festival de indultos” que favorecían a los criminales.

Entre las instituciones proponentes se encuentran más de 400 fundaciones y asociaciones sin fine de lucro, más de 50 sacerdotes y pastores evangélicos; más de 35 comunicadores y programas interactivos; mas 75 organizaciones; deportivas, académicas, culturales, campesinas, medioambientales, de servicios comunitarios, gremiales, clubísticos y una gran representación de la diáspora dominicana en Taiwán, Toronto, Montreal, Venezuela, Islas de las Antillas Menores y Estados Unidos de América.

Manifestaron que su preocupación además de que e celebren unas elecciones limpias, es que también se mejore  la calidad de la democracia, fortalecer el estado social y democrático de derecho.