Abinader reconoce que sin apoyo de militancia PRM era imposible llegar al Gobierno

El presidente Luis Abinader afirmó que lo que ha hecho el nuevo gobierno en sus primeros ocho meses ha sido “trabajar, trabajar y trabajar” para avanzar hacia la recuperación económica, asegurar la vida de los ciudadanos, proteger a la población y garantizar todo lo necesario para superar la crisis.

El mandatario proclamó que su administración seguirá trabajando sin descanso para cumplir de forma efectiva con los objetivos trazados en el plan de gobierno y con los compromisos asumidos con la militancia del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y la sociedad en general.

Abinader hizo el señalamiento al pronunciar el discurso central en un encuentro con la dirección de PRM para conmemorar lo que definió como el primer año del inicio del cambio, coincidiendo con la apertura oficial de la campaña electoral del año 2020.

Manifestó que sin el firme apoyo de la militancia partidaria hubiera sido imposible ganar las elecciones generales y empezar un cambio social y político real para la República Dominicana.

“Sin la fuerza de la militancia de un partido joven como lo es el PRM, que salió masivamente a votar por nuestro proyecto político de cambio, dando todo su esfuerzo desde las grandes urbes hasta las comunidades más pequeñas de nuestro país, no hubiera sido posible llegar a donde hemos llegado ni hacer lo que estamos haciendo”, enfatizó Abinader.

Propone afianzar estructura partidaria
Tras señalar que no es suficiente con ser un partido bueno, Abinader dijo que ahora el PRM necesita ser un partido excelente, agregando que, para lograrlo “debemos desarrollar las capacidades necesarias y ejercer las funciones específicas de los partidos en las democracias más avanzadas”.

Dijo que los partidos políticos deben ser capaces de formular ideas y propuestas para responder a las demandas de los grupos sociales; llevar a cabo la función de selección de personal político a través del reclutamiento y formación de nuevos cuadros para el trabajo político.

Asimismo, cumplir con la función de integración y articulación de los intereses diversos de la sociedad para incluirlos en su programa político; desarrollar la función de socialización y participación ciudadana tendiendo puentes para conectar a los grupos sociales y a los individuos al proceso político; y preservar la gobernabilidad a través de la vinculación de los ciudadanos al sistema de decisiones políticas.

“Para participar con éxito en el proceso de consolidación democrática no podemos ser solamente una maquinaria electoral que se activa cada cuatro años. Debemos ejercer estas funciones específicas de forma permanente si queremos considerarnos como un partido verdaderamente moderno y transformador”, manifestó Abinader durante su encuentro con la dirección partidaria.

Escuelas de formación política y gestión pública
El mandatario se declaró convencido de la necesidad de restablecer en todo el territorio nacional las escuelas de formación política y gestión pública para cumplir un programa orientado a elevar las capacidades de los cuadros políticos y los servidores del Estado.

Especificó que el programa de capacitación debe hacer énfasis en la enseñanza de los principios y valores contenidos en los estatutos de la organización, el estudio y comprensión de la política económica, la política social, la política internacional y la política municipal; así como en la formación para el trabajo partidario y el ejercicio de la función pública, con una rigurosa formación ética.

“Y créanme cuando les digo que las transformaciones que necesita nuestro país requieren de muchas manos y cabezas, que todos tendrán un lugar en este gran proyecto y que cuento con todos y cada uno de ustedes”, expresó Abinader.

“No podemos fallarle al pueblo dominicano”

Gobierno y PRM deben estar a la altura de expectativa nacional
Abinader dijo que el gobierno y el partido deben estar a la altura de las expectativas del país, “porque de lo contrario, pondríamos en riesgo nuestra propia existencia e incluso erosionaríamos la democracia que todos disfrutamos”.

En ese punto resaltó las graves circunstancias en que ha debido gobernar. “Hemos asumido el gobierno en medio de la crisis global más grave que el mundo haya conocido en el último siglo, con una pandemia como la del COVID-19 que ha malogrado la vida de nuestra gente, dejando tras de sí una larga lista de familias rotas por el dolor, millones de infectados y miles de fallecidos en todo el mundo. Además, hemos tenido que afrontar una crisis económica sin precedentes y nunca vista en los últimos 70 años.

Señaló que, desde la llegada al poder, su administración puso en marcha los diversos mecanismos necesarios para ayudar a todos los sectores de la sociedad dominicana y no dejar a nadie atrás.

“Para esto nacimos, para ayudar y mejorar la calidad de vida de nuestra gente… y lo estamos consiguiendo aún en la peor de las circunstancias”, reflexionó el gobernante.

Fin de la impunidad y el despilfarro
Abinader afirmó también que su administración ha dejado atrás los años de la impunidad y el despilfarro de los fondos públicos, dando más oportunidades a las grandes y pequeñas empresas, al emprendimiento y a la generación de empleos en todos los ámbitos.