Dominicanos del Exterior, soporte de la economía dominicana

Más de 2.5 millones de dominicanos desarrollamos nuestras vidas en el exterior. La gran mayoría en los EE UU de Norteamérica y una cantidad considerable en otras regiones del mundo (Europa, Centroamérica, el caribe y sur américa).

En los últimos 10 años las remesas se han convertido en una columna de reconocida importancia para la economía dominicana, especialmente para la familiar y en cierto modo para la estabilidad de la balanza de pagos del Estado dominicano.

Remesas de los dominicanos residentes en el exterior del 2010 a octubre del 2021.
2010—————-3,682.9 millones
2011—————-4,008.4  millones
2012—————-4,045.4  millones
2013—————-4,262.3  millones
2014—————-4,571.3  millones
2015—————-4,960.8  millones
2016—————-5,260.8  millones
2017—————-5,911.8  millones
2018—————-6,494.1  millones
2019—————-7,087.0  millones
2020—————-8,219.3  millones
2021—————-8,675.1 millones  a octubre.

El Banco Central del país lo ha expresado en sus documentos oficiales en cada uno de los informes que genera de forma sistemática cada año, sin embargo a la hora de tomar acciones que favorezcan al conjunto de dominicanos que residimos en el exterior aparecen los escoyos tradicionales que impone el sistema y validan los gobernantes de turno.

Ocurrió con el expresidente Danilo Medina cuando el Congreso Nacional aprobó la ley que permitiría a los residentes por más de dos años traer su vehículo de uso con una edad de 7 años, este la observó e impidió su ejecución para favorecer a los vendedores de vehículos usados en el país.

Esta ley fue introducida por el senador Hanf Vieliux de Monte Cristy y que fue un emigrante progresista en los EE UU, además fue asumida por los diputados de Ultramar que iniciaron sus funciones el 16 agosta del 2012, figura introducida en la reforma constitucional del 26 de enero del 2010 por iniciativa del expresidente Leonel Fernández, como forma de favorecer a la diáspora por lo menos con voz y voto y que nosotros mismos pudiéramos presentar iniciativas que nos favorezcan vía leyes.

Estas iniciativas muchas veces son bloqueadas para favorecer a sectores que financian campaña o por acciones vengativas por no haberles apoyado en un proceso electoral, como fue el caso del presidente que encabezó el gobierno dominicano en el periodo 2012-2020, quien por  todos los medios impidió la aprobación y promulgación de la ley que crea el Instituto del Dominicano en el Exterior (INDEX), sometido en la Cámara de Diputados el 5 de octubre del 2012 por el autor de este articulo (Marcos Cross), el cual previamente lo presentó al jefe del ejecutivo del gobierno dominicano el 12 de septiembre del 2012, apenas un mes de haberse juramentado en la curul de la Cámara de Diputados. Este proyecto contemplaba entre sus artículos:

* El retorno digno de los dominicanos del exterior en condiciones de exclusión social.

*  Retorno digno para los dominicanos que progresaban en el exterior y que quisieran venir al país a realizar inversiones.

* Repatriación de los dominicanos y dominicanas que fallecieren en el exterior.

* Creación de un observatorio de investigación de los problemas del dominicano residente en el exterior, favoreciendo a los becarios dominicanos enviados a realizar estudios de posgrado (Maestría y doctorado), en la realización de sus prácticas para obtener la titulación.

* Organización de los dominicanos del exterior en organismos de jóvenes, mujeres, asociaciones, deporte y cultura.

El 26 de junio del 2015  fue aprobado a unanimidad de la Cámara de Diputados, sin embargo se deja perimir en el senado de la República, pero en el mismo período el poder ejecutivo presenta otro proyecto con las mismas características que el de los diputados de Ultramar, solo que este había eliminado todos los beneficios que planeaba el primer proyecto presentado y solo lo dedicaba a la promoción de las raíces culturales del país en el exterior, nunca a resolver los problemas que nos aquejan.

Por el contrario, la administración del gobierno encabezado en los periodos (2012-2020), permitió la creación de un seguro de repatriación privado a nivel universal, con una empresa de nombre “CIELO RD”, el cual vino a empeorar la situación del dominicano en el exterior, porque aumentó el precio de los seguros de 25 euros que ya existía en España a 50 euros y con la aplicación de las leyes dominicanas,  en desmedro de la aplicación de las normativas de los países del exterior donde residen los compatriotas.

Los diputados de Ultramar nos vimos en la obligación de someter otra ley que compensara la creación del INDEX,  que ya se había puesto en ejecución por el Ministerio de Relaciones Exteriores de RD, esta se  depositó por secretaría general en el año 2018 y en el 2019 fue  aprobada en  la Cámara de Diputados con el nombre de “Ley de retorno digno, repatriación de cadáveres y la creación de un observatorio de investigacion”, perimida en el Senado y reintroducida en el presente por el senador de la Fuerza del Pueblo de la provincia de San Cristóbal,  Franklin Rodríguez.

Los dominicanos del exterior que con nuestras remesas ya nos hemos colocado como una de las tres columnas principales que sostienen la economía dominicana, aprovechamos este 20 de diciembre, que es nuestro día,  para exigir de las presentes  y futuras autoridades  de la República Dominicana la aprobación y ejecución de la ley de RETORNO DIGNO  que cursa en el Senado de la República, con ella quedarían  resueltos los grandes males que nos aquejan.

Por Marcos Cross

*El autor ex diputado de Ultramar, ex cónsul General de RD en Madrid-España y profesor de Derecho Consular en el ISDE-UCM en Madrid-España.

* Secretario de los Dominicanos del Exterior de la Fuerza del Pueblo (FP).