Rehabilitación apuesta por el acceso al trabajo a la población con capacidades diferentes

Santo Domingo.- La Junta Directiva Nacional de la Asociación Dominicana de Rehabilitación apuesta a que las empresas privadas y el Estado como principal empleador del país, integren a sus plantillas a personas con capacidades distintas, como forma de lograr su inclusión plena en el mundo laboral y reducir los niveles de pobreza entre esta población.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, la ADR convocó a los ministros de Trabajo y Administración Pública a un diálogo en el que se les planteó la urgencia de hacer cumplir el Reglamento de Aplicación de la Ley Orgánica No. 5-13 sobre discapacidad, en el que se establecen cuotas de colocación tanto al sector privado como al Estado.

La actividad sirvió de escenario para que ambos funcionarios firmaran una declaración de intenciones en la que se comprometen a promover el cumplimiento de la normativa que establece que el 2% de los puestos de trabajo en el sector privado y el 5% en el sector público sean ocupados por personas con capacidades distintas.

Un 7% de la población dominicana tiene algún tipo de discapacidad y solo un 34% de este conglomerado tiene acceso a un puesto de trabajo, lo que multiplica los niveles de exclusión y pobreza.

Los ministros Luis Miguel De Camps y Darío Castillo Lugo firmaron la carta compromiso y aseguraron que pondrán sus energías en el cumplimiento de este pacto con el que declaran su adhesión al respeto a una ley que procura la inserción en igualdad de condiciones de las personas con algún tipo de discapacidad.

El artículo 27 de la referida legislación establece que los ministerios de Trabajo y de Administración Pública adopten, dentro del ámbito de sus competencias, las políticas públicas que permita la inclusión de la población con discapacidad, asegurando las partidas presupuestarias pertinentes a la adecuación de los servicios que brindan a la población, la estructura física de los locales y el equipamiento de los mismos, la capacitación del personal, así como para la respuesta a los derechos y necesidades específicas de esta población, a partir del proceso de planificación presupuestaria siguiente a la aprobación del presente Reglamento.

Y como el ejemplo empieza en casa, en la Asociación Dominicana de Rehabilitación en la actualidad el 3.5% de la plantilla a nivel nacional está integrado por personas con algún tipo de discapacidad física o intelectual.

El Programa de Inserción Laboral
Este proyecto de la Asociación Dominicana de Rehabilitación inició hace 49 años, por una iniciativa de su fundadora doña Mary Pérez Marranzini, quien visualizó en el mismo la parte final del proceso de rehabilitación integral que ofrece la entidad.

Sólo en los últimos 8 años a través de este plan 689 personas con discapacidad física o intelectual se han insertado en el mundo laboral, 349 de ellos en empleos normalizados y 340 han iniciado emprendimientos por cuenta propia.

La integralidad de los servicios que ofrece la ADR ha permitido que personas que ingresan para tratar sus discapacidades tengan acceso a un empleo digno, incluyendo un registro de elegibles, la capacitación junto al Infotep y centros adscritos en tareas y oficios de su elección, formación para hacer un currículum vitae adecuado, acompañamiento a las entrevistas y sobre todo la verificación de la accesibilidad en los puestos de trabajo que les son ofrecidos por las empresas o instituciones.

Todo tras las evaluaciones médicas, seguimiento a sus tratamientos, evaluación de sus competencias, sus aptitudes, su situación emocional y su entorno familiar y social.

El perfil de los candidatos que más solicitan las empresas y entidades públicas es de personas con bachillerato completo y con conocimientos básicos de informática, aunque el 7% de la población usuaria de los servicios de ADR tiene estudios universitarios.

Según la Encuesta Nacional de Hogares de Propósitos Múltiples, ENHOGAR-2013, en la República Dominicana la prevalencia de las personas con alguna discapacidad alcanza al 7.0%, lo que en cifras absolutas sitúa en 708 mil 597 la población con al menos una discapacidad entre una población estimada de 10,177,007 millones de personas.