Ministerio Público ofrece detalles sobre el asesinato de la odontóloga Lyda Josefina

Santo Domingo.- El Ministerio Público del Distrito Nacional manifestó estar preparado para el conocimiento de la solicitud de medida de coerción contra un hombre investigado por la muerte de la odontóloga Lyda Josefina Amell Bogaert, encontrada sin vida en el asiento trasero de su vehículo.

El órgano de la persecución penal solicita prisión preventiva contra el mecánico José Luis Fermín Díaz, alias El Chamo, quien dejó el cuerpo de la víctima abandonado en el automóvil, en la avenida Expreso Quinto Centenario, luego del hecho ocurrido el pasado 27 de julio.

El juez Juan Francisco Rodríguez Consoró, de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente, aplazó para el 10 de agosto la audiencia para el conocimiento de la medida de coerción, debido a la ausencia de la defensa técnica del detenido.

La fiscal litigante Angie Castro Rijo representó ante el tribunal al Ministerio Público, cuyos elementos de prueba, audiovisuales, documentales, materiales y testimoniales, comprometen la responsabilidad de Fermín Díaz, quien durante dos horas y media se movilizó en el vehículo junto a la víctima por diferentes puntos del Gran Santo Domingo.

La instancia instrumentada por la Fiscalía del Distrito Nacional establece que el detenido estranguló a Bogaert con una soga y, luego, siendo aproximadamente las 8:52 de la noche, la abandonó en el Expreso Quinto Centenario, en el sector Villa Juana.

Narra que el día de su muerte Bogaert salió sola de su casa aproximadamente a las 5:00 de la tarde, conforme se observa en los videos de las cámaras de seguridad. Transitó en su vehículo por varias calles del Distrito Nacional y a las 6:22, en las inmediaciones de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, recogió a Fermín Díaz, quien vestía una camiseta color naranja y llevaba en sus manos una caja de herramientas y un manómetro.

Con base en las grabaciones de las cámaras del Sistema 9-1-1, la instancia de solicitud de medida indica que el vehículo fue visto a las 6:56 próximo a la Universidad del Caribe, en la autopista 30 de Mayo, y luego, a las 7:08 de la noche, transitaba por la Plaza Juan Barón, en la avenida George Washington.

Las cámaras registran que ya en ese momento el investigado iba conduciendo. A partir de entonces, el hombre se desplazó hacia Santo Domingo Este y luego regresó al Distrito Nacional.

Las investigaciones, que continúan en desarrollo, indican que durante el recorrido de esa noche Fermín Díaz estranguló a Bogaert y que, luego de abandonarla en el vehículo, a las 8:52 de la noche, caminó por el sector de Villa Juana, llevando su caja de herramientas y el manómetro, sin que se observara ningún otro movimiento en torno al automóvil.

El Ministerio Público detalla que el agresor abordó luego un motoconcho y se dirigió a un hotel.

Fermín Díaz quedó bajo arresto el 2 de agosto, durante un allanamiento con base en una orden judicial, ejecutado en su vivienda, ubicada en Villa Juana, donde las autoridades ocuparon la vestimenta y la caja de herramientas que el hombre llevaba durante su desplazamiento con la víctima.

Conforme al informe preliminar de autopsia emitido por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses, la causa de muerte de Lyda Josefina Amell Bogaert fue asfixia mecánica por estrangulación.

Inicialmente, la conducta del investigado fue calificada por el Ministerio Público como homicidio, delito previsto y sancionado en los artículos 295 y 304 del Código Penal Dominicano.