Agustín Laje llama a la sociedad a rechazar las tres causales en República Dominicana

El afán por despenalizar o legalizar el aborto tiene que ver con dos cosas: control demográfico, por un lado, y un gran negocio por el otro que, en el caso de Estados Unidos, mueve miles de millones de dólares, según lo expresó ayer el el destacado conferencista argentino Agustín Laje.

Entrevistado por el periódico Hoy, por medio del Foro de Mujeres en Defensa de la Vida y la Familia (Fomudevi) que dirige Damaris Patrocinio, Laje explicó que en el ámbito demográfico, desde mediados del siglo pasado los países más poderosos determinaron aplicar una reducción de la natalidad debido a la gran cantidad de gente que hay en el mundo, en especial los países pobres, por lo que había que reproducirse menos.

“Todos los servicios de “salud sexual y reproductiva” (incluido el aborto) debían ser legalizados para 2015. Por eso es la urgencia”, planteó.

El politólogo internacional pone como ejemplo del plan demográfico lo dicho por Lyndon Johnson en 1965 en el aniversario de la ONU y Robert McNamara al asumir la presidencia del Banco Mundial en 1968. Así como los Informes Rockefeller y Kissinger del 1972 y 1974, respectivamente, hasta llegar a la disposición oficial de la ONU, en la Conferencia de Población de 1994 realizada en El Cairo, Egipto.

El aborto como negocio
Laje expresa que “según el sitio web de Planned Parenthood de Estados Unidos (PPFA), un aborto dentro del primer trimestre puede costar hasta 1,500 dólares.

“Por año, solo en Estados Unidos se practican cientos de miles de abortos. Ustedes saquen las cuentas”, destaca al referir las proporciones incalculables del negocio que solo la Planned Parenthood (IPPF), para el año 2016 ya tenía más de 46.000 establecimientos abortivos en el mundo.

“Cuando se legaliza o despenaliza el aborto en uno de nuestros países, esta industria puede ingresar de lleno. Por eso financian movimientos feministas y abortistas, para que hagan el trabajo sucio y les permitan meter su negocio de la muerte”, aseguró.

Lo que viene para República Dominicana
La proyección, a juicio del analista argentino, es que hoy Centroamérica es el lugar donde más focalizado está todo el financiamiento del aborto, porque es la región que más está resistiendo.

Advierte que Estados Unidos va a presionar a República Dominicana como nunca antes a través de su embajada y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, (Usaid, por sus siglas en inglés), a fin de doblegar la voluntad del pueblo.

“La agenda de género, la agenda feminista y abortista se deben imponer a como dé lugar en toda la región, según el Partido Demócrata. Por eso, no solo abortismo, sino también LGBT e ideología de género intentarán desgarrar la cultura dominicana”, expresó Laje, quien llamó a la sociedad civil a resistir lo que llamó “cuatro años de imperialismo cultural muy agresivo”.

Según Agustín Laje, el sistema está orquestado en cuatro pasos:

1ero- Nos dicen que quieren “tres causales” que suelen ser riesgo de vida de la mujer, violación e inviabilidad.

2do-Expanden o reinterpretan esas “tres causales”: en lugar de riesgo de vida de la madre, empiezan a hablar de “salud integral de la mujer” (que incluye “salud mental” y “salud social”); la violación ya no debe ser investigada por la justicia, no es necesario ningún imputado, ningún procesado, ninguna denuncia siquiera.

3ero – Al poco tiempo ya están listos para pedir la despenalización o legalización del aborto hasta la semana 12.

4to- Una vez despenalizado, empiezan a extender los plazos. Esto ha llegado en algunos lugares a la despenalización del “aborto por nacimiento parcial”, o sea, un aborto que puede hacerse incluso en el mismo momento del parto.

“Por todo esto, apoyo que no se acepten las tres causales, porque son una trampa”, asegura.

Consideró que el aborto es asesinar al miembro más débil, indefenso e inocente de nuestra especie, que es el ser humano por nacer.

“Nada puede justificar este acto criminal. Es curioso que quienes nos dicen que debemos buscar causas para abortar con la consciencia limpia, no permitan en los debates que los ProVida mostremos qué y cómo es un aborto”, sentenció el experto panelista y activo hombre de las redes sociales. (Fuente: Hoy)