Rusia reconoce 498 soldados rusos han muerto en operación militar en Ucrania

Segunda ronda de negociaciones se celebrará mañana jueves

El Ministerio de Defensa de Rusia informó que 498 militares rusos han perdido la vida y 1.597 han resultado heridos en la operación militar lanzada el pasado 24 de febrero por el presidente Vladímir Putin.

Según el informe del Ministerio de Defensa, las bajas en la parte de Ucrania ascienden a más de 2.870 muertos, 3.700 heridos y 572 militares capturados.

“Los militares rusos están eliminando una amenaza real para Rusia que hasta hace poco emanaba de Ucrania, donde iban a aparecer bases de la OTAN”, señaló el ministerio, aclarando que todo lo que se dice sobre bajas «incalculables» es una desinformación dirigida.

Señala que un total de 1.533 instalaciones de infraestructura militar ucraniana han sido atacadas durante la operación rusa, entre ellas 54 puestos de mando y nodos de comunicación de las Fuerzas Armadas de Ucrania, 39 sistemas de misiles de defensa aérea S-300, Buk-M1 y Osa, así como 52 estaciones de radar.       

Paralelamente, fueron destruidos 47 aviones, 484 tanques y otros vehículos de combate, 63 lanzacohetes múltiples, 217 piezas de artillería de campaña y morteros, además de 336 vehículos militares especiales y 47 vehículos aéreos no tripulados.

Negociaciones

Por otro lado, el jefe negociador ruso, Vladímir Medinski dijo que la segunda ronda de las negociaciones entre las delegaciones rusa y ucraniana en territorio bielorruso sobre un posible alto el fuego en Ucrania se celebrará mañana jueves.

Medinski informó que la delegación rusa para las negociaciones con Ucrania ya se encuentra en el lugar destinado, según lo previsto. Se celebrará en la región bielorrusa de Brest, cerca de la frontera con Polonia.

Asimismo, precisó que los enviados de Kiev ya se encuentran en camino y llegarán el jueves 3 de marzo por la mañana.

«Hasta donde sé, la delegación ucraniana ya partió de Kiev, en este momento se encuentra en camino. Nosotros llegamos un poco antes. Probablemente ellos lleguen mañana por la mañana», expresó Medinski.

«Comprendemos sus dificultades logísticas», añadió.

Además, el funcionario aseguró que los servicios secretos de Bielorrusia garantizan la seguridad total de los participantes de las negociaciones en territorio de ese país y agradeció a las autoridades bielorrusas por organizar profesionalmente el encuentro.

Mientras que los militares rusos, sostuvo, han creado un corredor seguro para el tránsito de los enviados de Kiev por el territorio ucraniano. «Los esperamos mañana» concluyó.

Por último, adelantó que las conversaciones abarcarán un posible alto al fuego, entre otros temas clave.

Con información de: RT en Español