Rusia niega haber pedido a China equipo militar en la guerra contra Ucrania

Advierte puede tomar el control total de las principales ciudades ucranianas sin ayuda

El Kremlin negó este lunes que Rusia haya pedido ayuda a China con equipo militar, como denunció Estados Unidos y afirmó que podría tomar el control total de las principales ciudades ucranianas sin ayuda ni asistencia militar de esa nación.

 “Rusia posee su propio potencial independiente para continuar con la operación. Todo va de acuerdo con el plan y se completará a tiempo y en su totalidad”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

Cuando se le preguntó acerca de los comentarios de los funcionarios estadounidenses que dijeron que Rusia había pedido a China equipo militar y ayuda financiera, Peskov dijo: “No”.

Peskov dijo que algunas de las principales ciudades de Ucrania ya estaban rodeadas por fuerzas rusas.

“El Ministerio de Defensa de la Federación Rusa, al tiempo que garantiza la máxima seguridad de la población civil, no excluye la posibilidad de tomar los principales centros de población bajo control total”, agregó Peskov.

La negación de Rusia se produce solo un día después de los informes de que Moscú había pedido a China armas y ayuda financiera.

Se entendió que la Casa Blanca estaba preocupada de que Beijing pudiera socavar los esfuerzos occidentales para ayudar a las fuerzas ucranianas.

El asesor de seguridad nacional de EEUU, Jake Sullivan, advirtió que Beijing enfrentaría “absolutamente” las consecuencias si ayudaba a Moscú a evadir las sanciones por la invasión de Ucrania.

“Nos estamos comunicando directamente, en privado con Beijing, que absolutamente habrá consecuencias por los esfuerzos de evasión de sanciones a gran escala o el apoyo a Rusia para que los rellene”, dijo Sullivan.

“No permitiremos que eso avance y que haya un salvavidas para Rusia a partir de estas sanciones económicas de cualquier país, en cualquier parte del mundo”.

China también ha negado los informes de que Rusia solicitó ayuda militar. Liu Pengyu, portavoz de la embajada de China en Washington, agregó que Beijing encontró la guerra «desconcertante» y agregó: «Apoyamos y alentamos todos los esfuerzos que conduzcan a una solución pacífica de la crisis».

En otros desarrollos, Rusia ha continuado su impulso para conquistar la capital del país, Kiev, con combates y fuego de artillería en los suburbios circundantes.

Las autoridades ucranianas dijeron que dos personas murieron y siete resultaron heridas después de que las fuerzas rusas atacaran una fábrica de aviones en Kiev, provocando un gran incendio.