Republicanos aventajan a demócratas en elecciones decidirán el control del Senado de EEUU

Las urnas en las ferozmente disputadas carreras de segunda vuelta del Senado de Georgia cerraron el martes por la noche, y los conteos de votos anticipados dieron a los contendientes demócratas una ventaja inicial que desde entonces ha desaparecido.

Con el 80 por ciento de los votos contados a las 10 pm, el senador republicano David Perdue, se adelantó al oponente demócrata Jon Ossoff por más de 68.000 votos, 51% a 49%.

La senadora Kelly Loeffler, también se adelantó al reverendo demócrata Raphael Warnock por casi 53.000 votos, 50,6% a 49,4%.

Los ojos de la nación están enfocados en el estado de Peach para las dos contiendas que determinarán qué partido controla el Senado y si el presidente electo entrante Joe Biden tendrá algún control en el Congreso.

Ossoff, un periodista de investigación de 33 años, y Warnock, pastor principal de la histórica Iglesia Bautista Ebenezer de Atlanta, avanzaron a medida que avanzaba el recuento de votos el martes por la noche, pero todavía quedan muchas papeletas por tabular.

La mayoría de los votos contados hasta ahora han sido de votaciones anticipadas y por correo en las que los demócratas siempre obtienen mejores resultados, con una participación republicana más alta el día de las elecciones.

Muchos de los votos restantes provienen de bastiones republicanos en el norte de Georgia, lo que significa que Loeffler y Perdue pueden borrar los avances logrados por Ossoff y Warnock hasta la noche del martes y mantener el baluarte de los republicanos en la cámara alta del Congreso.

La carrera de alto riesgo rompió múltiples récords de recaudación de fondos y participación.

Más de 3 millones de personas emitieron sus votos temprano, o aproximadamente el 40 por ciento de los votantes registrados en el estado, mientras que se esperaba que cientos de miles de otros georgianos asistieran el miércoles.

Dada la enorme participación y el enorme volumen de boletas por correo, que no se pueden contar hasta que cierren las urnas a las 7 pm, es posible que los resultados no se conozcan durante días en una repetición de las agonizantes elecciones presidenciales.

El resultado de las dos contiendas de Peach State determinará la dirección política de Estados Unidos en los próximos años y si Biden podrá impulsar aumentos de impuestos, el Green New Deal y otra renovación de ObamaCare, entre otras iniciativas de izquierda.

En un mitin en la víspera de las elecciones en Dalton, Georgia, el presidente Trump imploró a los georgianos que votaran y advirtió que estarían a merced de Biden, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi y el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, quien se convertiría en líder de la mayoría bajo el control demócrata del Senado.

“El pueblo de Georgia estará a merced de los socialistas de izquierda, los comunistas, los marxistas, y ahí es donde va. Sabes que no nos gusta usar la palabra comunista”, dijo.

Esta segunda vuelta se lleva a cabo porque ninguno de los cuatro primeros clasificados obtuvo el 50% de los votos en las elecciones de noviembre.