Película de ficción “Papi” representará a la RD en el Premio Ariel 2021

La Comisión Dominicana de Selección Fílmica (CDSF), designada por la Dirección General de Cine (DGCINE), ha seleccionado a la película dominicana “Papi”, dirigida por Noelia Quintero y producida por Rafael Elías Muñoz, para representar a la República Dominicana en la entrega no. 63 del Premio Ariel 2021.

El Ariel es un premio que la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas instituyó, desde su fundación en 1946, para reconocer públicamente a los realizadores, creadores, intérpretes, técnicos y hacedores todos de las películas mexicanas. Cada año, el premio reconoce a lo mejor de la cinematografía iberoamericana a través de la categoría “Mejor Película Iberoamericana”, otorgándole un Ariel de Plata.

“Nos honra sobremanera siempre remitir candidaturas a los diversos premios internacionales, en este caso el Premio Ariel 2021, y agradezco a Lantica Media por su interés en participar de la convocatoria y a la CDSF por arrojar el veredicto final de que el largometraje de ficción “Papi” es nuestra candidata. Una película basada en la novela de nuestra Rita Indiana y ópera prima de la directora Natalia Quintero. Nuevos talentos, nuevas propuestas, es lo que cada año la industria cinematográfica nos presenta. Desde la DGCINE, les auguramos muchos éxitos”, fueron las palabras de la directora general de la DGCINE, Yvette Marichal.

El productor del largometraje, Rafael Muñoz, manifestó: “En nombre de Lantica Media y de todo el equipo que trabajó para hacer “Papi” realidad, queremos agradecer que nos hayan honrado al seleccionar la película como la candidata dominicana para optar por el premio a Mejor Película Iberoamericana en el Premio Ariel 2021”.

La DGCINE abrió convocatoria el 19 de enero de 2021, para aquellas producciones cinematográficas dominicanas estrenadas entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2020. Los realizadores interesados enviaron los requisitos correspondientes y la CDSF seleccionó el filme que representará al país.

Los criterios a evaluar comprenden la representación digna del país, la calidad argumental, la proyección local e internacional, y la calidad artística.

La CDSF, por su parte, se refirió a “Papi”, como “una película que posee una narrativa valiente y, como pocas películas, retrata la construcción de la masculinidad hegemónica desde la perspectiva de una niña. Es un espejo de los años 80 en la República Dominicana, sus convulsiones políticas y las olas de las migraciones de los dominicanos en la Gran Manzana, que sin dudas han repercutido en la representación visual de la sociedad actual. Novedosa en su arqueología visual y sonora, así como en la construcción de la atmósfera de sus personajes”.

Sobre la Comisión Dominicana de la Selección Fílmica (CDSF)
La Dirección General de Cine (DGCINE) creó la Comisión Dominicana de Selección Fílmica (CDSF), a los fines de ser la encargada de seleccionar las obras cinematográficas dominicanas que representarán a la República Dominicana ante las distintas premiaciones internacionales a las que la DGCINE entienda que es necesaria la participación del país, de conformidad con el desarrollo estratégico de la industria cinematográfica nacional y el posicionamiento global de las obras fílmicas.

La comisión está conformada por: Omar de la Cruz, Elvira Lora, Luis Rafael González, Martha Checo y Ruben Lamarche.

Ficha Técnica
• Duración: 88 min
• Dirección: Noelia Quintero Herencia
• Producción: Rafael Elías Muñoz
• Compañía productora: Lantica Media
• Guion: Noelia Quintero Herencia
• Fotografía: PJ López
• Música original: Rita Indiana y Luis Amed Irizarry
• Edición: Nino Martínez Sosa
• Sonido: Cesar Molina y Sergio Testón
• Reparto: Avril Alcántara, Amauris Pérez, Olga Bucarelli y Hony Estrella

Sinopsis
Sonia, una niña de nueve años espera a su padre, un mafioso dominicano que le ha prometido llevarla a la playa. Papi la deja esperando, porque el tráfico de carros, dólares, mercancías y novias entre el Miami y el Santo Domingo de los años 80 lo mantienen muy ocupado. La niña sufre el paso de las horas de ese sábado sin fin, al cuidado de su madre deprimida.

En los juegos y recuerdos con los que mata el tiempo crea un mundo fantástico de criaturas siniestras y túneles ocultos en el que ella y Papi se enfrentan a socios, familiares, novias y espectros. La pequeña delirante sobrelleva el abandono y la angustia, aferrada a la memoria de su héroe que aparece pero nunca llega.