Empresarios eléctricos piden revisar políticas de exención fiscal para integrar normativas de apoyo al sector

Santo Domingo.-Los empresarios eléctricos aglutinados en las asociaciones de Suplidores Eléctricos (ASUME) y la Asociación Nacional de Empresarios Eléctricos (ASONELEC) demandaron de las autoridades competentes un mayor apoyo al rubro local de ese sector a través de políticas y medidas que contemplen el potencial de sus capacidades para satisfacer el mercado eléctrico de bienes y servicios.

Instaron, además, a revisar las políticas de exención fiscal a esa actividad sectorial en busca de integrarles normativas que contrarresten la inequidad competitiva que les traduce la exención del ITBS. 

A juicio de ASUME y ASONELEC resulta imperativo descontinuar una serie de prácticas lesivas a la industria entre las que figuran, la contratación de bienes y servicios a empresas extranjeras por parte de los sectores público y privado sin investigar las capacidades de respuesta del mercado nacional, así como la exoneración del pago de impuestos a los proyectos de energía renovable y a las inversiones en obras del sector hotelero.

“En esencia, de lo que se trata es que valiéndose de los mecanismos estipulados en las leyes 57-07 sobre Incentivo al Desarrollo de Fuentes Renovables de Energía y la 158-01 de Fomento al Desarrollo Turístico (Confotur), importan el 100 % de los bienes sin pagar los impuestos correspondientes del ITBS” enfatizaron Douglas Hasbún presidente de ASUME y /e Iván Cabral de Lemos, presidente de ASONELEC.

“Esto ha creado graves consecuencias a las empresas nacionales debido a que los inversionistas se ven motivados a adquirir los bienes a través de empresas extranjeras o directamente a los fabricantes para aprovechas las exenciones fiscales, empero, sin embargo, nuestro mercado está saturado de mercancías que no han encontrado mercado”, planteó Douglas Hasbún.

Por su parte Iván Cabral de Lemos comentó que adicionalmente, han visto un aumento desproporcionado en la cantidad de empresas y técnicos extranjeros ejecutando proyectos eléctricos en el país, sin consultar a los técnicos locales ni indagar acerca de los bienes disponibles en el ámbito nacional.

Apuntaló que pese a la República Dominicana contar con industrias destinadas a la fabricación de postes, tableros, cables y transformadores, estos siguen siendo importados masivamente del mercado externo.

“Reiteramos que reconocemos los beneficios que han traído estas políticas de exención fiscal pero hay que revisarlas integrando medidas de apoyo a la industria eléctrica nacional”, dijo finalmente Hasbún.