Miguel Guerrero pronunciará conferencia en la UNPHU sobre rivalidad entre Trujillo y Betancourt

El periodista y escritor Miguel Guerrero pronunciará una conferencia sobre el dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo y el expresidente democrático de Venezuela, Rómulo Betancourt, el próximo miércoles 20 del presente octubre.

La actividad  será presencial y tendrá lugar en la Sala Max Henríquez Ureña de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) a las 6:00 de la tarde, con los auspicios de ese alto centro de estudios y la Academia Dominicana de la Historia, de la que el disertante es Miembro de Número. Será simultáneamente transmitida por el canal de Youtube de la universidad.

El disertante será presentado por el licenciado José Chez Checo, presidente de la Academia Dominicana de la historia.

Guerrero dijo que el atentado que Trujillo fraguó  en junio de 1960 para asesinar en Caracas a Betancourt originó una de  las más tensa crisis en la historia contemporánea en el área del Caribe, pues tuvo a un tris de provocar una confrontación bélica entre los dos países.

Como consecuencia de ese atentado, la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó en la Sexta Reunión de Consulta de Cancilleres de la entidad , reunida en agosto de ese mismo año, sanciones económicas y diplomáticas sin precedentes al gobierno de Trujillo, que marcaron el principio del fin de su dictadura sangrienta de 31 años.

La reunión aplicó por primera vez el Tratado  Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), que establecía que una agresión a un país miembro se consideraba como una agresión al resto de las naciones firmantes del acuerdo.

Dijo que la conferencia titulada “Trujillo y Betancourt: perfiles de un dictador y de un demócrata”, analizará las interioridades de una rivalidad caracterizada por dos influyentes personalidades de esa época en la región.

Guerrero es autor de 15 obras y ensayos de carácter histórico y social, una de las cuales, titulada “La ira del tirano”, narra el atentado perpetrado contra Betancourt, cuyos detalles fueron discutidos en Ciudad Trujillo, que era entonces el nombre de la capital dominicana.