La variante Ómicron podría “acabar con la pandemia”, sugieren nuevos datos

Es el virus con la propagación más rápida y más contagiosa de la historia

«A veces, un fuego rápido puede quemar muy rápidamente», dice el Dr. David Ho de la variante Ómicron, «pero luego se apaga».

La alta tasa de transmisión de la variante Ómicron de Covid-19 podría significar que a medida que se abre paso a través de la población de EEUU dejando anticuerpos a su paso, la inmunidad colectiva podría ser posible.

En un informe reciente de la CNBC, el Dr. David Ho, un virólogo de renombre mundial, postuló que «a veces, un fuego rápido puede quemarse muy rápidamente pero luego apagarse».

El Dr. Ho, profesor de la Universidad de Columbia, dijo que su teoría es especulativa, pero otros expertos están de acuerdo en ella.

El Dr. Bruce Farber, jefe de enfermedades infecciosas de Northwell Health, dijo que el «mejor escenario» del coronavirus sería una variante altamente contagiosa que no enferma particularmente a la mayoría de las personas y crea una base temporal de inmunidad.

«Ciertamente podría ayudar a poner fin a grandes picos de Covid mortal con altas hospitalizaciones», agregó.

En otra entrevista, el Dr. Anthony Fauci del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas sostuvo, según The New York Times, que el enfoque del país debería alejarse del número de casos y centrarse en la gravedad de los casos.

«A medida que se avanza y las infecciones se vuelven menos graves», dijo, «es mucho más relevante centrarse en las hospitalizaciones que en el número total de casos».

A pesar de ser altamente contagiosa, la variante Ómicron parece causar menos hospitalización y muerte, especialmente entre los vacunados. El artículo señala que el 62% de la población de EEUU ha recibido algún tipo de vacuna, pero solo el 30% ha recibido una inyección de refuerzo, lo que mejora la protección.

Ómicron es responsable de hasta el 73% de los casos de Covid en el país. Justo antes de Navidad, mientras los casos aumentaban enormemente, el Dr. Fauci dijo en una aparición en Good Morning America que el Ómicron «realmente no tiene precedentes en la rapidez con la que se propaga».

Si bien la idea del fin de la pandemia de coronavirus es prometedora, ya que permite que el mundo vuelva a una apariencia de vida normal, los científicos también advierten que es muy poco probable que el Covid desaparezca por completo.

“Este virus está tan bien adaptado para la transmisión de persona a persona que nunca desaparecerá”, dice el Dr. Timothy Brewer. “Habrá períodos en los que habrá más casos y [menos] casos, al igual que ocurre con la influenza todos los años”.

Eventualmente, sostienen las autoridades de la enfermedad, el coronavirus se debilitará y la vacunación regular y los tratamientos antivirales continuos, combinados con la inmunidad, probablemente disminuirán su gravedad en los años siguientes.

Ómicron es el virus con la propagación más rápida y más contagiosa de la historia

Roby Bhattacharyya, experto en enfermedades infecciosas del Hospital General de Massachusetts, Estados Unidos, dijo que Ómicron es el virus conocido con la propagación más rápida de la historia.

Según explica el médico no tiene rival, apenas un mes después de su detección en el sur de África, la nueva variante del coronavirus era ya la dominante en países de todo el mundo, con más casos que nunca. “Es una propagación increíblemente rápida”, señala Bhattacharyya.

El investigador hace un cálculo de servilleta para imaginar cómo sería una carrera entre Ómicron y su adversario más lógico, el sarampión, uno de los virus más contagiosos.

Una persona con sarampión infecta a otras 15 en promedio en ausencia de vacunación, frente a los 6 contagiados que asume Bhattacharyya para la Ómicron.

La clave, sin embargo, está en el llamado tiempo de generación: los días que transcurren desde que la primera persona es infectiva hasta que los contagiados por ella también son infectivos.

Con el sarampión pasan unos 12 días. En el caso de Ómicron solo hacen falta cuatro o cinco días. “Es explosivo. Un caso de sarampión daría lugar a 15 casos a los 12 días. Un caso de Ómicron originaría otros seis a los cuatro días, 36 casos a los ocho días y 216 a los 12 días”, resume Bhattacharyya.

De su lado, el historiador y médico Anton Erkoreka, director del Museo Vasco de Historia de la Medicina, que investiga las epidemias del pasado, se declara asombrado por la Ómicron.

“Es el virus más explosivo y el de más rápida difusión de la historia”, sostiene.

Erkoreka, recuerda que la peste negra del siglo XIV y el cólera del XIX —provocados por bacterias— tardaban años en expandirse por el mundo. La llamada gripe rusa de 1889, quizá causada por otro coronavirus, necesitó tres meses para cruzar el planeta, como la variante original del SARS-CoV-2, detectada en diciembre de 2019 en Wuhan y ya omnipresente en marzo de 2020. “La variante ómicron ha batido su récord de expansión”, zanja Erkoreka.

En tanto que el epidemiólogo William Hanage, codirector del Centro de Dinámicas de las Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Harvard, coincide con sus colegas. “La Ómicron es, sin duda, el virus que se expande más rápidamente entre los que hemos podido investigar con este nivel de detalle”, apunta el especialista, que recuerda además los eventos supercontagiadores. Uno de los brotes de la Ómicron mejor estudiados, una fiesta en Oslo con un invitado recién llegado de Sudáfrica, acabó con al menos 81 de los 117 participantes infectados por la variante.

Con información de TheGrio y el País