Puerto de cruceros de Samaná proyecta recibir 500 mil pasajeros y 3 barcos al mismo tiempo

Santa Bárbara, Samaná. – Con la presencia del presidente Luis Abinader quedó iniciada la construcción del puerto de cruceros y terminal turística “Samaná Bayport”, con una inversión de US$22 millones, del Consorcio Temarsan, de capital dominicano. Comenzará a operar en 18 meses, y proyecta recibir más de 500 mil pasajeros anuales. Ahora llegan unos 50 mil.

Federico Schad, que habló en el acto en representación de los inversionistas, informó que durante la construcción se generarán 150 empleos directos y 500 indirectos. La operación creará 100 directos y miles de empleos indirectos en toda la provincia, por la movilización de cientos de miles de visitantes en todo su territorio y en el entorno de la Bahía de Samaná.

Informó que el gasto promedio por pasajero en los puertos del Caribe es de US$98, y Samaná Bayport tendrá capacidad para recibir 10,000 pasajeros diarios, por lo que el impacto económico diario operando será de aproximadamente un millón de dólares.

“Estos ingresos irían directamente a ustedes, los guías, los dueños de transportes marítimos, los taxistas, moto conchos de carreta, tour operadores, restaurantes, artesanos, gift shops y otros comercios. De esta manera este proyecto mejorará la calidad de vida de muchas personas”, aseguró.

“Como un triunfo de todo Samaná”, definió Schad, el Samaná Bayport, un puerto de cruceros y terminal marítima que transformará la experiencia de los visitantes, porque además su posición estratégica en la bahía ofrecerá las facilidades portuarias y turísticas necesarias para satisfacer las necesidades operacionales, que ahora no existen.

Explicó que el puerto podrá manejar 3 cruceros simultáneos; uno con capacidad de hasta 5,000 pasajeros atracado en el muelle con tecnología de última generación bautizado como “Seawalk”, y 2 cruceros en el fondeadero de la bahía.

La tecnología noruega Seawalk, es un muelle flotante con capacidad para operar con cruceros de hasta 5 mil pasajeros, que puede retraerse, o guardarse, cuando no está en uso, lo que minimiza su impacto ambiental y visual, comparado con los espigones tradicionales. Esta novedosa tecnología ya se utiliza en varios puertos de Europa, y se usará por primera vez en República Dominicana.

La terminal tendrá varios muelles, centro de información para el turista, facilidades y servicios propios de estas operaciones, área de recreación, áreas verdes, centro de transporte (para despacho de excursiones, taxis, transporte terrestre y estacionamientos), oficinas gubernamentales y centro de primeros auxilios. También un centro educacional.

Futuro promisorio

Schad afirmó que la provincia de Samaná tiene riquezas naturales únicas, su bahía es considerada una de las más bellas del mundo, y está localizada en un lugar estratégico de las rutas de cruceros, porque frente a su costa pasa anualmente más de un millón de pasajeros de cruceros.

Con esos recursos, afirmó, y con el puerto de cruceros  inicia un recorrido  para convertirse en uno de los principales destinos de cruceros del Caribe; y señaló que la provincia ha recibido importantes inversiones en infraestructura vial, aeropuerto, hoteles, marina, proyectos inmobiliarios, pero ahora contará con un puerto de cruceros y terminal turística que permitirá incrementar significativamente la capacidad y cantidad de barcos que recibe y mejorar la calidad de los servicios que se ofrecen a los visitantes.

Schad explicó que en los últimos 17 años Samaná recibió 700 barcos y 1.5 millones de pasajeros, sin facilidades portuarias adecuadas para mantener un alto nivel de satisfacción de los visitantes, y limitado el tipo de cruceros que podemos recibir en la bahía. Ahora, además de sus atractivos de Samaná, tendrá facilidades apropiadas para recibir más cruceristas.

Agradecimientos

Federico Schad agradeció la presencia y el apoyo ofrecido al proyecto por el presidente Luis Abinader; a Jean Luis Rodríguez, director ejecutivo de APORDOM; a Alejandro Campos presidente del Consejo de APORDOM; a Nelson Núñez, alcalde de Santa Bárbara; a la directiva del Clúster Turístico de Samaná y a la comunidad.

También a los ejecutivos de líneas de cruceros presentes; Roy Milan Schultheis de Norwegian; a Wendy McDonald, Melissa Morales y Jaime Castillo de Royal Caribbean. También hizo una mención especial para Mike Ronan, uno de los pioneros de la industria de cruceros de la República Dominicana, que no pudo asistir.