Unicef califica como un paso de avance protocolo de retorno a docencia semipresencial

Santo Domingo.- Rosa Elcarte, representante residente del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en República Dominicana calificó como un paso de avance el protocolo “Cuidando la alegría y la seguridad del reencuentro” que los ministerios de Educación y Salud Pública presentaron este viernes para el retorno a las clases de manera gradual, voluntaria, progresiva, controlada y bajo consentimiento de las familias.

“UNICEF está muy contenta de que se haya dado un primer paso. Es importantísimo empezar, están claras ahora las reglas del juego. Entonces, si queremos ir avanzando en esto, tenemos que llamar a la comunidad a que mantenga las normas y la distancia, el uso de mascarillas, con ello bajaremos más las cifras y podremos abrir más”.

Elcarte, afirmó que fue de suma importancia dar este primer paso hacia el desarrollo y evolución del proceso del retorno a clases, tomando en cuenta las normativas de Salud Pública establecidas en el marco educativo. Entiende que ahora, abrir más lugares a la docencia semipresencial dependerá del comportamiento de todos los adultos.

“La responsabilidad de que vayamos abriendo más o menos depende de cómo nos comportemos los adultos. Si queremos, por ejemplo, que se abra Santo Domingo, tenemos que cumplir las normas estrictas de usar las mascarillas, estar separados, para que baje el nivel de positividad y se pueda retomar la docencia en Santo Domingo. UNICEF está muy contenta porque ya tenemos un protocolo de cuándo se puede abrir, de qué condiciones se requieren y es un camino a seguir”, dijo la representante del organismo internacional.

Este viernes, el Ministerio de Educación, en compañía del Gabinete y el Ministerio de Salud Pública, presentó el protocolo general y el cronograma para el retorno a las aulas que se inicia a partir del 6 de abril con la primera infancia y el nivel inicial.

El protocolo establece las medidas sanitarias preventivas, operativas y de seguimiento para los miembros de cada comunidad educativa (estudiantes, docentes, personal directivo, coordinador, de apoyo, personal administrativo Y familias en general), en procura de un retorno que reduzcas riesgos y preserve la salud de los actores del sistema educativo.