Iglesia Católica realiza caminatas y marchas bajo el lema “Un paso por mi familia 2021”

Feligreses de la Parroquia Stella Maris, en Santo Domingo Este, caminan en defensa de la familia y los valores

En el marco del mes de la familia y en la celebración de la solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, la Iglesia Católica de la República Dominicana realizó caminatas y marchas a favor de la familia dominicana, con el lema “Un paso por mi familia 2021”.

Mediante un manifiesto, dado a conocer a través de los medios de comunicación e internet, la Arquidiócesis de Santo Domingo, a través de la Vicaría Episcopal de Pastoral Familia y Vida, consideró que la familia merece ser reconocida por la sociedad y por el Estado, adoptando adecuadas políticas públicas para el bienestar del matrimonio y la familia.

Consideraron que una política familiar adecuada es la que se basa en el reconocimiento y promoción efectiva de la familia en la sociedad, que se reconozca su propia identidad de manera efectiva y se acepte el papel de sujeto social que ésta tiene.

En el contexto de estas actividades, La Vicaria Episcopal Territorial Santo Domingo Este realizó una emotiva caminata que se complementó con la solemne eucaristía en la Parroquia Stella Maris, presidida por Monseñor Dr. Benito Ángeles, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo, quien dijo que es tradición de la Iglesia Católica dominicana realizar esta actividad, y que este año decidieron celebrarla en cada una las parroquias del país.

“Esta es una oportunidad para que nos unamos en solidaridad con las iglesias, tanto con nuestra Vicaria Episcopal, así como la Arquidiócesis de Santo Domingo y de todas las Diócesis de la República Dominicana,” expresó Monseñor.

A la vez envió un abrazo de felicitación a todas las familias dominicanas, especialmente a los feligreses católicos que acudieron a las caminatas, con un profundo sentido de fe, abandono en la mano de Dios y poniendo a los pies del Señor el respeto y el cuidado por todos los valores familiares.

En su homilía, el Obispo recomendó poner a Cristo como centro de nuestras vidas y sugirió poner en práctica la oración, el compartir fraterno, y la celebración eucarística, para la construcción de un mundo mejor, que tenga familias sanas y armónicas, en donde Cristo sea siempre el Rey de cada hogar.

Monseñor Benito Ángeles consideró que en la actualidad las casas de las familias se han convertido en pensiones, donde solamente se llega a comer y a dormir. “No queremos eso, tiene que ser un lugar de encuentro de amor, alegría compartida, de abrazos fraternos constante, en donde logremos querernos como somos, ya que nadie es perfecto”.

Pidió, en oración especial al Señor, por la familia, para que llegue a cada hogar la armonía que se necesita y se traduzca en un ambiente de diálogo, comunicación, reconciliación amor, para que no entre jamás el resentimiento, la violencia, el maltrato, ni el descuido e irresponsabilidad de los padres con sus hijos, y hacer de la familia el ideal de encuentro armónico donde se viva en alegría y comprensión.

Igualmente, invitó a los feligreses a que luchen para salvar a la familia de organismos que pretenden destruirla, y a compartir lo más hermoso que tiene cada ser humano que es el verdadero amor. “Si ese amor está iluminado, conducido y fortalecido por Dios, ese amor entonces hará vibrar el ambiente de armonía que necesitamos vivir en los hogares del país”, enfatizó.

Mons. Benito Ángeles felicitó a la comunidad y a la pastoral familiar por su entrega en la organización que por meses han venido preparando para esta gran caminata por parroquias, con motivo del mes de la familia, y que para la Iglesia ya es un signo, “Un Paso por mi Familia 2021”.

Por Yakayra Suero Tavarez